Pasar al contenido principal

Economía

China y Alemania, dos de los mayores clientes de energía rusa desde el inicio de la invasión

Rusia ha conseguido exportar energía por un valor de 97.700 millones de dólares en los primeros 100 días de la invasión a Ucrania

2nd Magistralnaya Street powerplants in Moscow
2nd Magistralnaya Street powerplants in Moscow | Wikipedia

Julio 5, 2022 12:33pm

Updated: Julio 5, 2022 2:37pm

China y Alemania fueron los países que más gastaron en exportaciones de combustibles fósiles rusos en los primeros 100 días de la invasión a Ucrania por parte del presidente ruso Vladimir Putin, según analistas de la industria petrolera.

Rusia ha conseguido exportar energía por un valor de 97.700 millones de dólares en el mismo período de 100 días, del 24 de febrero al 4 de junio, a pesar de las sanciones internacionales y las prohibiciones de importación, informó Visual Capitalist.

Esto supone una media de unos 977 millones de dólares al día.

Russian energy imports from Feb. 24 to June 4, by country
Russian energy imports from Feb. 24 to June 4, by country | Visual Capitalist

Los datos del Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio (CREA, por sus siglas en inglés) mostraron que China gastó 13.200 millones de dólares en exportaciones energéticas rusas en el período observado, el 13,5% de los ingresos por exportaciones energéticas rusas en el periodo, con la gran mayoría en petróleo crudo.

China se había resistido inicialmente a comprar exportaciones de combustible ruso tras el estallido de la guerra de Ucrania por temor a ser sancionada por Occidente junto a su viejo aliado. Pero, Rusia superó a Arabia Saudí y se convirtió en la mayor fuente de crudo de China en mayo, según informó The Washington Post el mes pasado.

Alemania ocupó el segundo lugar, con un gasto de unos 12.700 millones de dólares, el 12,9% de los ingresos rusos por exportación de combustibles fósiles. A diferencia de China, gastó dos tercios de su dinero en gasoductos rusos.

La dependencia de Berlín del gas ruso ha sido una espina en el costado de las naciones europeas que se movieron para recortar una fuente clave de ingresos a Moscú por invadir a su vecino.

Michael Shellenberger, autor y autoproclamado opositor al "alarmismo medioambiental", escribió en marzo sobre cómo la búsqueda de políticas de "energía verde" por parte de Estados Unidos, el Reino Unido y la Unión Europea los hizo más dependientes de los combustibles fósiles rusos.

Como ejemplo, citó cómo en 2016, el 30% del gas natural consumido por la Unión Europea procedía de Rusia. Esta cantidad aumentó al 40% en 2018 y a casi el 47% en 2021, debido en parte al cierre de los yacimientos de esquisto y de las centrales nucleares.

% Reduction in Monthly Import Volumes from Russia, by country
% Reduction in Monthly Import Volumes from Russia, by country | Visual Capitalist

A la hora de reducir la dependencia de la energía rusa, Estados Unidos y Suecia quedaron en primer lugar porque ambos prohibieron por completo las exportaciones de combustibles fósiles rusos.

Lituania quedó en segundo lugar, reduciendo los volúmenes mensuales de importación desde Rusia en un 78% desde el comienzo de la guerra de Ucrania hasta mayo de 2022.