Pasar al contenido principal

Política

“Un pobre negro ladrando”, Daniel Ortega ataca al Subsecretario de Estado Brian Nichols

En un discurso cargado de racismo, Daniel Ortega atacó a Brian Nichols por su denuncia contra el régimen de Nicaragua y las violaciones de derechos humanos

Septiembre 29, 2022 11:45am

Updated: Septiembre 29, 2022 1:22pm

El presidente nicaragüense Daniel Ortega calificó este miércoles de “pobre negro” al principal encargado del Departamento de Estado de Estados Unidos para Latinoamérica, Brian Nichols y atacó también a su homólogo chileno Gabriel Boric llamándolo “perrito faldero”.

Ortega aprovechó la celebración del aniversario número 43 de la fundación de la Policía Nacional para atacar y ofender con comentarios racistas a Estados Unidos y al subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Brian Nichols, quien ha condenado en diversas ocasiones las violaciones de derechos humanos por parte del régimen de Nicaragua.

“Brian Nichols a cada rato está ahí ladrando contra Cuba, Venezuela y Nicaragua. A eso han puesto al pobre negro, como que fue bien escogido porque realmente tiene rostro de perro bulldog ladrando, pidiendo por los presos políticos en Nicaragua, exigiendo la democracia en Nicaragua”, dijo.

Nichols fue embajador de Estados Unidos en el Perú desde junio de 2014 hasta 2017, donde se destacó por ser el “pionero en estrategias contra la minería ilegal de oro, la tala ilegal, el tráfico de vida silvestre y la degradación ambiental”. En 2004 realizó giras en México y El Salvador durante las principales transiciones democráticas y no ha reparado en denunciar la crisis de derechos humanos que vive Nicaragua y defender a las organizaciones de la sociedad civil perseguidas por el régimen de Ortega. 

Recientemente, Nichols informó que la administración de Biden podría aplicar nuevas sanciones contra la dictadura de Ortega por "no respetar los derechos fundamentales de las personas, ni de expresión, ni de medios de prensa, ni libertad de culto".

Como es de costumbre, Ortega no reparó en lanzar ataques contra Estados Unidos y afirmó que “se ha puesto de moda” pedir en foros internacionales la liberación de los “presos políticos” de Nicaragua, mencionando específicamente la petición del presidente Gabriel Boric durante la Asamblea General de las Naciones Unidas (UNGA, por su siglas en inglés) en septiembre de 2022.

“El gobierno que quiere recibir aplausos del imperio yanqui (Estados Unidos) y de algunos gobiernos de la Unión Europea salen allí, como perritos falderos, a hablar que hay que poner en libertad a los presos políticos en Nicaragua”, expresó el mandatario nicaragüense sobre Boric.

En junio de este año Amnistía Internacional alertó en un informe que el régimen de Ortega, quien se encuentra en el poder desde 2007, ha "intensificado su táctica de represión" en medio de una "grave crisis de derechos humanos" que afecta a los nicaragüenses desde abril de 2018, cuando miles de ciudadanos salieron a las calles a protestar por reformas de la seguridad social. 

Ortega por su parte insistió en que había interferencia política interna y que los otros líderes que participaron en la cumbre de la estaban más enfocados en Nicaragua que en sus propios países.

En un intento para minimizar la crisis política que vive Nicaragua dijo: “¡Cómo si solo hubiese presos en Nicaragua! Tienen el techo de vidrio. Tienen los presos en su casa. Tienen un régimen constitucional golpista, terrorista y hablan de esa manera”.

"Allí sale de repente (Boric pidiendo la liberación de los presos políticos en Nicaragua) y tiene cantidad de presos del gobierno anterior, de jóvenes que protestaban en las calles buscando un cambio profundo" en Chile, agregó.

Ortega también arremetió durante la celebración contra la Iglesia Católica, acusándola de “apoyar un golpe de Estado” en Nicaragua, mediante el uso de “sus obispos”.  

“¿Desde cuándo los curas están para dar un golpe de Estado? ¿Desde cuándo tienen autoridad para hablar de democracia?”, cuestionó.

En medio de las tensas relaciones entre el gobierno nicaragüense y la Iglesia, Ortega insistió en que “si van a ser democráticos, que empiecen a elegir con el voto de los católicos, al papa, a los cardenales, a los obispos”.