Pasar al contenido principal

Derechos Humanos

Más de 20 expresidentes piden al Papa que interceda por la represión en Nicaragua

Expresidentes piden al Papa Francisco a tomar "una posición firme en defensa del pueblo nicaragüense y de su libertad religiosa"

El Papa Francisco considera que "se ha declarado la Tercera Guerra Mundial".
El Papa Francisco considera que "se ha declarado la Tercera Guerra Mundial". | Vatican News

Agosto 17, 2022 7:10pm

Updated: Agosto 17, 2022 7:10pm

Más de 20 ex presidentes hispanoamericanos, incluido el español José María Aznar, instaron al Papa Francisco a tomar "una posición firme en defensa del pueblo nicaragüense y de su libertad religiosa" tras la creciente represión contra la Iglesia católica por parte del régimen de Daniel Ortega.

Los antiguos dirigentes agrupados en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA) ven "con agravada preocupación" que ahora "la primitiva dictadura de la familia Ortega-Murillo" ha extendido a la comunidad religiosa la represión que ya venía ejerciendo sobre la disidencia política.

"El propósito es evidente" y, según el comunicado, es "destruir las raíces culturales y espirituales del pueblo nicaragüense para dejarlo en la anomia y hacerlo presa fácil de la dominación". Comparando esta persecución y la destrucción de iglesias e imágenes con las depuraciones de la Alemania nazi.

La Iglesia católica en Nicaragua denunció en las últimas semanas la detención de más de una docena de sacerdotes y obispos; y entre las organizaciones afectadas por la agresión se encuentran las Misioneras de la Caridad, ONG fundada por la Madre Teresa de Calcuta.

La declaración de IDEA está firmada, entre otros, por Mauricio Macri de Argentina, Óscar Arias de Costa Rica, José María Aznar de España, Felipe Calderón y Vicente Fox de México, Eduardo Frei de Chile, Luis Alberto Lacalle de Uruguay, Carlos Mesa de Bolivia y Álvaro Uribe de Colombia.

Crecen las críticas al silencio del Papa Francisco ante la represión a la Iglesia católica en Nicaragua.

"El silencio del Papa Francisco ante lo que ocurre en Nicaragua es escandaloso. La dictadura de Daniel Ortega está tomando las iglesias por la fuerza, ha cerrado todos sus canales y radios, y hasta hay un sacerdote preso, mientras el resto teme ser secuestrado. Complicidad", escribió en su cuenta de Twitter el activista de Latin American Watch, Agustín Antonetti.