Pasar al contenido principal

Coronavirus

Un exabogado del Ejército dice que jefes militares invalidan a los médicos revocando las exenciones de COVID-19

“Hemos visto a altos comandantes militares que anulan a los médicos independientes y los presionan para que cambien de opinión”, dijo el abogado de Texas

Texas attorney for former U.S. Army Judge Advocate lawyer
Texas attorney for former U.S. Army Judge Advocate lawyer | Avvo

Julio 10, 2022 3:33pm

Updated: Julio 11, 2022 2:30pm

El ex JAG del ejército, Sean Timmons, radicado en Texas, declaró a The Star News Network el viernes que ha visto a altos comandantes militares anular a los médicos, presionarlos para que cambien de opinión e invaliden las exenciones de la vacuna COVID-19 de los miembros del servicio a quienes se les habían otorgado.

Timmons, un experto en derecho militar de Tully Rinckey, dijo que las directivas para poner las vacunas son ilegales, al igual que la presión para alinear las posiciones de los médicos con los deseos del mando militar.

"El simple hecho de que un médico apruebe cualquier acción que el comando desee no está cumpliendo con su deber ético de brindar atención independiente de la coacción de actores poco éticos", señaló. "Para mí eso es totalmente ilegal porque se omite el privilegio del paciente y el proveedor y se elimina la preocupación ética que tiene el médico sobre cómo tratar a un paciente".

Timmons dijo que conoce personalmente a un médico del ejército que fue castigado por dar a un soldado una exención de la vacuna COVID.

“Ese médico fue destituido de su trabajo y luego anulado, e hicieron que el soldado viera a otro médico que luego cumplió con el mandato del mando superior de negar dispensas y exenciones médicas”, aseguró. 

Días después de que la Guardia Nacional del Ejército prometiera castigar a miles de miembros por no recibir la vacuna COVID, Timmons enfatizó que tales acciones son ilegales.

“La directiva de la vacuna COVID-19 en este momento está dando una orden ilegal porque es un medicamento, no una vacuna realmente”, comentó a la citada cadena. "El medicamento es experimental y no es tan efectivo como se anuncia".

Timmons advirtió que él y Tully Rinckey ya han argumentado con éxito que el mandato es ilegal ante las juntas de separación, una junta administrativa convocada cuando una rama de las fuerzas armadas desea expulsar a los miembros del servicio por un desempeño laboral deficiente u otras razones.

Datos del Departamento de Defensa muestran que más de 420,000 miembros del servicio han tenido COVID y que 95 de ellos murieron, mientras que más de 2 millones en total están vacunados parcial o totalmente.