Pasar al contenido principal

Derechos Humanos

Obispo nicaragüense detenido tras dos semanas de enfrentamiento con la policía

Álvarez llevaba dos semanas encerrado en su residencia después de que la policía rodeara su casa y le impidiera salir

Police arrest Bishop Rolando Alvarez
Police arrest Bishop Rolando Alvarez | @DavidKotokGIC

Agosto 19, 2022 7:16pm

Updated: Agosto 20, 2022 3:35pm

El obispo de Maltapagua, Rolando Álvarez, uno de los mayores críticos en Nicaragua del régimen de Daniel Ortega, fue detenido en la madrugada del viernes tras dos semanas de enfrentamiento con la policía en su residencia. 

Álvarez llevaba dos semanas encerrado en su residencia después de que la policía rodeara su casa y le impidiera salir. Al menos nueve hombres, entre los que se encontraban sacerdotes, se vieron obligados a racionar sus alimentos durante este periodo, ya que la policía no permitía que se entregara nada en la residencia. 

Según la investigación policial, Álvarez está "organizando grupos violentos e incitándolos a realizar actos de odio contra la población... con el fin de desestabilizar el Estado nicaragüense".

Poco después de las 3 de la madrugada, la policía allanó la residencia de Álvarez, deteniéndolo a él y a los otros ocho individuos.  

"#SOS #Urgente. En este momento la Policía Nacional ha entrado en la rectoría episcopal de nuestra diócesis de Matagalpa", tuiteó Álvarez al comenzar el allanamiento. 

La policía emitió un comunicado tras la detención en el que decía que Álvarez había sido trasladado a la capital nicaragüense, Managua, donde quedó bajo arresto domiciliario. 

Fuentes eclesiásticas creen que Álvarez podría verse obligado a exiliarse, como ya han hecho otros miembros de la Iglesia en el pasado. Recientemente, el ex obispo de Managua Silvio José Báez Ortega abandonó el país centroamericano en 2019 tras recibir múltiples amenazas de muerte. 

La medida se produce mientras la relación de Nicaragua con la Iglesia católica sigue deteriorándose, a pesar de ser la principal religión del país. La semana pasada, el gobierno de Ortega prohibió la procesión católica de la Virgen de Fátima prevista para el pasado sábado alegando "razones de seguridad interna."

En lo que va de año, tres sacerdotes han sido detenidos, 12 emisoras de radio católicas han sido cerradas y tres canales de televisión católicos han sido obligados a salir del aire. 

El régimen ha cerrado más de 1.000 ONG y grupos cívicos, entre ellos la Caridad Madre Teresa. El régimen de Ortega afirma que los grupos reciben financiación del extranjero para conspirar para derrocarlo.

"Con el corazón lleno de dolor e indignación, condeno el secuestro nocturno de Monseñor Álvarez", dijo Báez en un tuit el viernes sobre la redada policial.