Pasar al contenido principal

Política

Corte Suprema de EEUU anula restricción para portar armas ocultas en Nueva York

Los seis jueces conservadores votaron a favor de anular la ley, mientras que los tres juristas liberales votaron a favor de mantenerla

The U.S. Supreme Court struck down the New York carry conceal law under the Constitution's Second Amendment
La Corte Suprema anuló la ley de portación oculta de Nueva York | Shutterstock

Junio 23, 2022 6:23pm

Updated: Junio 23, 2022 9:15pm

La Corte Suprema de Estados Unidos anuló este jueves una ley del estado de Nueva York que imponía restricciones a la tenencia de armas ocultas fuera del hogar. 

El fallo de 6-3 fue firmado por el juez Clarence Thomas, considerado por algunos analistas como el jurista más conservador de la Corte.

Los seis jueces conservadores votaron por anular la ley del Empire State, mientras que los jueces liberales Kagan, Sotomayor y Breyer fueron en contra de esa postura.

La ley de Nueva York exigía que quienes solicitaran un permiso de portación oculta de armas demostraran una "causa apropiada" específica para el permiso, y demostraran una "causa justificada" por la cual tuvieran que protegerse, más allá de la defensa personal básica.

La opinión mayoritaria coincidía en que "el requisito de 'causa justificada' de Nueva York viola la Constitución porque sólo permite las licencias de portación de armas en la vía pública cuando el solicitante demuestra una necesidad especial de autodefensa".

Existen leyes similares en otros estados como California, Hawái, Maryland, Massachusetts, Nueva Jersey y Rhode Island.

Una demanda que impugnaba la legislación estatal también fue presentada por dos hombres que solicitaron permisos de portación oculta de armas, los cuales les fueron parcialmente denegados, aunque se les concedió el derecho a portarlas sólo con fines de caza y al trasladarse a sus trabajos o a sus hogares.

La ley también fue impugnada por la Asociación del Rifle del Estado de Nueva York, la cual afirmó que la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense protege el derecho a portar un arma de fuego sin causa especial.