Pasar al contenido principal

Salud

Polémica por propuesta de DeSantis para enfrentar la escasez de pruebas de covid-19

Florida Governor Ron DeSantis
Florida Governor Ron DeSantis | Shutterstock

Enero 6, 2022 1:19am

Updated: Enero 6, 2022 4:34am

La notoriedad alcanzada a nivel nacional por el gobernador de Florida Ron DeSantis, a quien muchos ven como presidenciable, provoca que cada cosa que hace o dice se convierta en un asunto político y sirva para la polémica.

Los detractores de DeSantis dicen que él y el Cirujano General del Estado “no quieren que te hagas la prueba de covid si no tienes síntomas”.

Pero Joseph Ladapo, Cirujano General de Florida lo que dijo fue que había que “relajar la idea creada por los líderes federales de hacerse pruebas y más pruebas. Nosotros no estamos restringiendo el acceso a los exámenes, pero decimos que no es prudente esperar tantas horas para hacerse un examen si no tienes síntomas que justifiquen el test”.

Mientras que el gobernador DeSantis dijo: “Los test deberían enfocarse en las personas con síntomas clínicos. Los asintomáticos no deben usar los recursos que tenemos y que necesitan los contagiados”.

DeSantis dijo que la gente no debería hacerse la prueba “por las dudas”,  porque ese parece ser el caso de mucha gente invadida por el pánico, que se hace la prueba sin ninguna causa que lo justifique.

Las declaraciones de DeSantis y Ladapo tiene una relación directa con la alta demanda de exámenes en los centros de prueba floridanos, generada por una especie de miedo colectivo que ha empujado a cientos de personas a buscar una prueba sin tener síntomas ni contacto con contagiados, o porque necesitan una prueba para viajar, provocando el colapso del sistema, por la carencia de pruebas y los laboratorios saturados.

Sólo en el condado Miami Dade, las pruebas superan las 70 mil en los más de 30 centros habilitados.

Todo esto, cuando el gobierno federal ha sido incapaz de satisfacer el abastecimiento de pruebas rápidas y de PCR, al verse sobrepasado por el alto nivel de contagio de la variante ómicron y la falta de preparación para enfrentar la situación.

Joe Biden y Kamala Harris dijeron en noviembre del 2020, que “llevarían la respuesta de EE.UU. a la pandemia del covid-19 en una dirección radicalmente diferente a la de Donald Trump”. Luego, Biden dijo, a  inicios del 2021, que tenía un plan para contener la epidemia, a base de medidas para aumentar las pruebas, organizar los datos del covid-19 y requerir el uso de mascarillas en viajes interestatales. Pero menos de un año después, el presidente admitió que no “hay una solución federal” a la crisis del covid.

Por otra parte, la estrategia de Biden ahora parece copiar a la exitosa estrategia de DeSantis contra el covid-19, que estableció un marcado énfasis en los anticuerpos monoclonales, de los que luego el gobierno federal redujo los envíos a Florida, en lo que parecía más una decisión política contra DeSantis, que una medida sensata. Biden ahora le apuesta a la pastilla antiviral de Pfizer.

Algunos expertos médicos de la Florida también toman partido contra DeSantis, argumentando que los asintomáticos también contagian.  Sin embargo, teniendo en cuenta estudios que aseguran que “los pacientes asintomáticos tienen el 42 por ciento menos de probabilidades de transmitir el virus que los sintomáticos, y que solo el 12,6 por ciento de los casos se ha debido a una transmisión asintomática”, parece ser que la estrategia de DeSantis ante la situación de escasez de pruebas para detectar el covid-19, es acertada.

Pero una vez más, las estrategias de DeSantis convocan a la polémica en medio de un año electoral y su intención de ir por la reelección.