Pasar al contenido principal

Tecnología

Jeff Bezos es demandado por una exempleada doméstica por presunta discriminación racial

Una exempleada doméstica de Jeff Bezos demandó al multimillonario fundador de Amazon por supuesta discriminación racial y condiciones de trabajo "inseguras", según documentos judiciales

Jeff Bezos
Jeff Bezos | Shutterstock

Noviembre 3, 2022 12:17pm

Updated: Noviembre 3, 2022 12:17pm

Una exempleada doméstica de Jeff Bezos demandó al multimillonario fundador de Amazon por supuesta discriminación racial y condiciones de trabajo "inseguras", según documentos judiciales reportados por nypost.com.

La exama de llaves, Mercedes Wedaa, alegó que a ella y a otros miembros del personal se les negó el fácil acceso a los baños en la mansión de Bezos en el área de Seattle cuando el magnate de Amazon estaba en la ciudad y, por lo tanto, con frecuencia desarrollaron infecciones del tracto urinario.

“Cuando la familia Bezos estaba en casa, a las empleadas domésticas no se les permitía acceder a la casa, a menos que realizaran una tarea de limpieza”, se lee en la demanda presentada en la corte del estado de Washington el martes.

“Durante aproximadamente 18 meses, para poder usar el baño, la demandante y otras amas de casa se vieron obligadas a salir por la ventana del cuarto de lavado hacia el exterior y luego correr por el camino hacia la sala de máquinas, a través de la sala de máquinas y bajar las escaleras hasta el baño”, agrega la demanda de Wedaa.

Wedaa trabajó en la casa de Bezos desde 2019 hasta 2021. Eventualmente fue ascendida a ama de llaves y recibió órdenes de Bezos y su novia, Lauren Sánchez, según la demanda.

Cuando la familia Bezos estaba “en la residencia”, Wedaa y otras amas de casa a menudo debían trabajar de 10 a 14 horas al día sin descansos o pausas para comer, legalmente requeridos, alega la demanda.

En la demanda, Wedaa contrastó su supuesta experiencia en la casa de Bezos con su tiempo trabajando para el difunto cofundador de Microsoft, Paul Allen. Ella dijo que Allen proporcionó descansos regulares y descansos para almorzar en cuartos exclusivos para el personal, así como baños de fácil acceso.

"El señor Allen incluso proporcionó comida para las amas de casa y otros empleados”, agrega la demanda.

Harry Korrell, abogado de Bezos, dijo al medio: “Hemos investigado las afirmaciones y carecen de fundamento”.

"Wedaa ganaba más de seis cifras al año y era la ama de llaves principal”, agregó Korrell. “Era responsable de sus propios descansos y comidas, y había varios baños y salas de descanso disponibles para ella y el resto del personal. La evidencia mostrará que la Sra. Wedaa fue despedida por razones de desempeño. Inicialmente exigió más de 9 millones de dólares y, cuando la empresa se negó, decidió presentar esta demanda”.

Wedaa también alegó en la demanda que otros empleados domésticos la discriminaron y tomaron represalias contra ella porque es hispana. Ella está buscando daños económicos.

“Dados sus antecedentes, la sugerencia de que el Sr. Bezos, la Sra. Sánchez o Northwestern LLC discriminaron a la Sra. Wedaa por su raza u origen nacional es absurda”, dijo Korrell en respuesta a las denuncias de discriminación racial.

El padre de Bezos es un inmigrante cubano, mientras que Sánchez es latina.

El abogado de Wedaa, Patrick Leo McGuigan, dijo en un comunicado: “Ningún empleador está por encima de la ley, ni siquiera Jeff Bezos y las organizaciones que utiliza para localizar personas que trabajen para él en su casa y otras propiedades”.

“Las leyes laborales y de empleo federales y estatales dictan que a los trabajadores se les debe pagar por el trabajo que realizan y que deben poder realizar su trabajo en un lugar de trabajo libre de discriminación, seguro, higiénico y saludable”, agregó McGuigan. “Estas leyes fueron violadas por los Demandados en este caso”.

Bezos es dueño de su mansión en un lote de cinco acres frente al mar en el exclusivo suburbio de Medina, Washington, en Seattle, desde fines de la década de 1990. La casa tenía un valor estimado de $70 millones en 2017, luego de extensas renovaciones y expansiones, informó el Seattle Times.