Pasar al contenido principal

Deportes

Grupo se opone a utilizar impuestos para financiar nuevo estadio de los Chicago Bears

Varios equipos de la NFL han recurrido al financiamiento público para pagar sus nuevos estadios

Chicago Bears facing off against the Indianapolis Colts at Dolphins Stadium in Miami during 2007 the Super Bowl
Los Chicago Bears durante el Super Bowl de 2007 | Shutterstock

Agosto 3, 2022 2:24pm

Updated: Agosto 3, 2022 10:16pm

Mientras los Chicago Bears parecen dirigirse a las afueras de la Ciudad de los Vientos, una organización pidió al equipo que construya su nuevo estadio sin ayuda de los contribuyentes.

El equipo ha comprado la antigua propiedad del Hipódromo de Arlington para una posible nueva sede. Sin embargo, Americans for Prosperity ha instado a los miembros de la Junta del Pueblo de Arlington Heights a adoptar una ordenanza "contra la beneficencia corporativa", así como a rechazar las propuestas para la construcción de un nuevo estadio para los Bears con dinero público.

"Pueden construirlo por su cuenta sin que los contribuyentes financien partes del estadio o la infraestructura que lo rodea", aseveró el director estatal de Americans for Prosperity Illinois, Brain Costin.

El grupo está recogiendo firmas y tiene la intención de presentar la ordenanza a la junta del pueblo, la cual incluye los siguientes puntos:

"1. PROHIBICIÓN DE PROGRAMAS DE BENEFICENCIA CORPORATIVA. El Pueblo de Arlington Heights tendrá prohido ofrecer o extender cualquier incentivo financiero a cualquier negocio o empresa para operar en el pueblo.

2. DEFINICIONES. Para su uso en esta ordenanza, "incentivo" significa cualquier beneficio económico, financiero, u otros incentivos, incluyendo, pero no limitado a, los autorizados en virtud del Código de Impuestos sobre la Propiedad, el Código de los Condados, el Código Municipal de Illinois (incluyendo, pero no limitado a, la Ley de Reurbanización de Asignación de Impuestos), o cualquier otra disposición de la ley que autoriza reducciones, créditos, préstamos o reducciones de impuestos o tasas".

Las autoridades de Chicago se han ofrecido a realizar renovaciones en el Soldier Field para evitar que los Bears abandonen la ciudad, pero hasta ahora los dueños del equipo indicaron no estar interesados.

Los Bears discutieron la posibilidad de construir un estadio en Arlington Heights hace casi 50 años, pero en su lugar renovaron el Soldier Field con el estado de Illinois mediante una recaudación de fondos para ayudar al equipo a hacerlo. El estadio también se sometió a una importante remodelación en 2002.

Varios equipos de la NFL han recurrido al financiamiento público para pagar sus nuevos estadios, como el 45% del estadio de los Minnesota Vikings, e incluso el enorme 86% destinado al estadio de los Colts en Indianápolis.

"Al promulgar una ordenanza contra el bienestar empresarial, Arlington Heights declararía el fin de las políticas económicamente destructivas y corruptas de este tipo. Cuando determinadas corporaciones obtienen exenciones fiscales especiales, subvenciones y lagunas jurídicas, otras empresas y residentes tienen que pagar más impuestos para compensarlo", acusó Costin.