Pasar al contenido principal

Policiales

EEUU: Joven abatido tras invadir residencia de embajador peruano tenía crisis y consumía drogas

Gordon Casey, de 19 años, sufría una crisis tras un despido, agravada por usar drogas. “Era muy tranquilo, no lastimaría a una mosca”, asegura su novia

Según la policía Casey “estaba rompiendo las ventanas de toda la propiedad” con una barra de metal grande
Según la policía Casey “estaba rompiendo las ventanas de toda la propiedad” con una barra de metal grande | Collage: ADN América

Abril 26, 2022 4:35pm

Updated: Abril 27, 2022 8:34am

El hombre abatido por el Servicio Secreto en Washington D.C. el 20 de abril mientras invadía la residencia del embajador de Perú en Estados Unidos, fue identificado como Gordon Casey, de 19 años. Según su novia, tenía una crisis mental agravada por el consumo de drogas, informó este lunes NBC.

El Departamento de Policía Metropolitana detalló que Casey era residente de Germantown, Maryland. El joven baleado fatalmente ingresó sin autorización a la residencia del embajador peruano Oswaldo de Rivero en la cuadra 3000 de la calle Garrison NW, en el acomodado barrio capitalino de Chevy Chase, al noroeste de Washington, D.C.

El Servicio Secreto respondió a una llamada de la familia del embajador luego de percatarse que los cristales de las ventanas estaban siendo destruidos. Los oficiales intentaron reducir al intruso con pistolas eléctricas durante la confrontación, pero “no surtieron efecto”, de acuerdo con el jefe de la Policía de Washington, Robert Contee.

Casey habría roto varias ventanas con una barra de metal “de gran tamaño” e ignorado las indicaciones de los oficiales antes de recibir los disparos mortales, reportó Telemundo.

“Estaba rompiendo las ventanas de toda la propiedad”, dijo Contee. “Esto es totalmente fuera de lo común. No recuerdo la última vez que tuvimos este tipo de incidente” en la residencia de un embajador.

Las autoridades no han esclarecido el motivo de Casey para invadir la residencia oficial, aunque se sospecha que fue un incidente al azar y no un ataque directo contra el representante diplomático.

La novia de Casey, Emma Schultz, dijo que solo unas horas antes del incidente en la embajada, lo vio caminando por Connecticut Avenue, informó NBC.

Casey acababa de perder su trabajo y estaba teniendo una crisis de salud mental, dijo su pareja. “En el medio de Connecticut Avenue... [él estaba] caminando de un lado a otro. Estaba realmente paranoico”.

Schultz afirma que conoció a Casey en la escuela Sheppard Pratt, una institución de educación especial para estudiantes con discapacidades emocionales y de comportamiento. “Era muy tranquilo, muy, muy dulce. Como dije antes, no lastimaría a una mosca en absoluto”, dijo.

“Nos íbamos a casar y todo”, dijo Schultz, quien no acepta el desenlace fatal y cree que los oficiales podían reducir a Casey de otra manera. “Solo quiero justicia para él. Eso es todo”.