Pasar al contenido principal

Derechos Humanos

EEUU impone sanciones a cinco funcionarios cubanos

“Estos cinco funcionarios están relacionados con los juicios, condenas y encarcelamientos injustos de manifestantes pacíficos del 11 de julio de 2021", señaló el secretario de Estado, Antony Blinken.

El gobierno de EEUU denunció que el régimen cubano "niegan a los ciudadanos sus derechos humanos básicos y libertades fundamentales".
Blinken agregó que "los ciudadanos de Centroamérica se merecen y esperan tener gobiernos que respeten sus derechos humanos" | Shutterstock

Junio 17, 2022 11:47am

Updated: Junio 17, 2022 4:01pm

El Departamento de Estado de EEUU anunció el 16 de junio sanciones a cinco funcionarios del régimen cubano involucrados en los juicios y condenas a cientos de personas que se manifestaron contra el Gobierno en las protestas del 11 de julio de 2021.

En un comunicado, la entidad resaltó que tomó “estas medidas en virtud de la Proclamación Presidencial 5377, que suspende la entrada de no inmigrantes a los Estados Unidos de funcionarios y empleados del gobierno cubano”, implicados en violaciones de derechos humanos.

“Estos cinco funcionarios están relacionados con los juicios, condenas y encarcelamientos injustos de manifestantes pacíficos del 11 de julio de 2021. Este anuncio de restricciones de visado se produce en respuesta a las acciones de los funcionarios del gobierno cubano que niegan a los cubanos sus derechos humanos básicos y libertades fundamentales”, resaltó el secretario de Estado, Antony Blinken, en Twitter.

Esta semana la Fiscalía General de la República de Cuba (FGR) informó que hasta el momento los tribunales del país han emitido 76 sentencias en firme contra 381 personas por las manifestaciones contra la dictadura del pasado 11 de julio (11J).

Según el reporte, divulgado por el diario oficialista Granma, las condenas castigan fundamentalmente los delitos de sedición, sabotaje, robo con fuerza y violencia, atentado, desacato y desórdenes públicos.

Familiares de los presos han asegurado que los juicios han sido montajes en los que apenas se presentan pruebas para incriminar a los acusados y, con frecuencia, están manipuladas.

En mayo el medio Diario de Cuba publicó un video de 2018 donde el presidente del Tribunal Supremo Popular de Cuba, Rubén Remigio Ferro, exculpaba las violaciones del debido proceso cuando fueran juzgados opositores políticos.

Remigio declaró que la presencia de abogados defensores en los procesos penales son un estorbo y que el objetivo del proceso penal es destruir la presunción de inocencia de los acusados, entre otras infracciones al sistema judicial cubano.

Organizaciones como Amnistía Internacional (AI) denunciaron que “en Cuba, donde el poder judicial está firmemente sometido al control gubernamental, no hay transparencia en los procedimientos ni se permite asistir a los juicios a periodistas y observadores de derechos humanos independientes”.

La ONG Prisoners Defenders (PD) elevó el 8 de junio a 1046 la cifra de su registro sobre presos políticos en Cuba, la mayoría encarcelados tras la escalada represiva por las manifestaciones de julio de 2021, que se extendieron por más de 60 localidades de la Isla.

Según la organización 901 personas permanecen recluidas por dichas protestas, mientras que en el último año han pasado por las cárceles del país unos 1236 presos políticos.