Pasar al contenido principal

Derechos Humanos

Tribunal chileno concede a ex preso político indemnización de 50 millones de pesos por torturas

Bernardo Primitivo Jorquera Guerrero fue detenido en los días posteriores al golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende

Pictures of victims of Chile's dictatorship
Fotos de víctimas de la dictadura chilena | Wikimedia Commons

Abril 15, 2022 3:12pm

Updated: Abril 15, 2022 3:54pm

Un tribunal chileno condenó al gobierno a pagar 50 millones de pesos (61.000 dólares) por daños y perjuicios a Bernardo Primitivo Jorquera Guerrero, quien fue detenido en los días posteriores al golpe militar que derrocó al presidente socialista Salvador Allende el 11 de septiembre de 1973.

Según las actas judiciales, el hombre fue detenido el 12 de septiembre de 1973 y llevado a un estadio de fútbol en la capital de Chile, Santiago, donde fue sometido a torturas a manos de las Fuerzas Armadas chilenas. Posteriormente fue enviado al tristemente célebre campo de prisioneros de Chacabuco, en la ciudad norteña de Antofagasta, informaron los medios de comunicación chilenos.

En un fallo unánime, la Corte de Apelaciones de Santiago declaró que se debe pagar al demandado un total de 50 millones de pesos, más reajustes por inflación.  

"Este Tribunal ha valorado prudencialmente las pretensiones de pretium doloris formuladas por el demandado, teniendo en cuenta la edad del demandante al momento de ser detenido y torturado por agentes del Estado; las circunstancias que rodearon el hecho; la duración y gravedad de los sufrimientos físicos y emocionales; y especialmente los montos otorgados a las víctimas en casos similares de derechos humanos", señaló el tribunal.

Los militares tomaron el control del país en septiembre de 1973 tras arrebatar el poder a Allende, quien sumió a Chile en uno de los peores desastres económicos de la historia de la nación andina.

El régimen militar, encabezado por el general Augusto Pinochet, permaneció en el poder durante 17 años, pero se retiró tras la presión generada por un plebiscito nacional que pidió realizar elecciones libres.

Tras la derrota de Pinochet frente a Patricio Aylwin en 1989, el gobierno creó la Comisión Nacional de la Verdad y la Reconciliación de Chile para investigar los abusos de los derechos humanos ocurridos bajo el régimen militar.

La ciudad de Chacabuco fue fundada en 1924 por la Compañía de Nitrato de Lautaro en medio del auge del salitre, pero fue abandonada poco después. Aunque Allende declaró el pueblo Monumento Histórico de Chile en 1971, el gobierno militar lo convirtió en un campo de prisioneros políticos entre 1973 y 1974.

En su punto álgido, el campo albergó hasta 1.800 prisioneros, muchos de los cuales fueron torturados o asesinados por las fuerzas de seguridad chilenas.