Pasar al contenido principal

Crimen y Corrupción

Denuncian prácticas ilegales de flotas pesqueras de China en América Latina

Alrededor de 400 barcos chinos navegan cada año por las aguas del Pacífico y el Atlántico Sur y dejan pérdidas millonarias a los pescadores locales

Se estima que uno de cada cinco peces que se consumen a nivel mundial ha sido capturado de manera ilegal
Se estima que uno de cada cinco peces que se consumen a nivel mundial ha sido capturado de manera ilegal | EFE / Archivo

Septiembre 16, 2022 2:22pm

Updated: Septiembre 16, 2022 2:49pm

La flota pesquera de China, que cada año lleva alrededor de 400 barcos a las aguas de Sudamérica, depreda los océanos de la región, dejan pérdidas millonarias a los pescadores locales, además de capturar especies protegidas, según una investigación publicada este jueves por Infobae.

Los barcos chinos recorren más de 10.000 millas náuticas (16.000 kilómetros) desde China hasta llegar a las aguas del Pacífico y del Atlántico Sur, para situarse en los límites de las zonas económicas exclusivas de países como Ecuador, Perú, Chile, Argentina y Brasil, donde pescan pota o calamar gigante, e incluso especies en peligro de extinción, como los tiburones.

También existirían registros de que en los barcos chinos realizan otras violaciones, como esclavitud, trabajo forzado, tráfico ilegal y trata de personas, reportó el citado medio.

Las Fuerzas Navales de los países afectados afirman que sus controles sobre las embarcaciones extranjeras se intensifican. Sin embargo, activistas, expertos y periodistas ambientales consultados por Infobae explican que, "sin voluntad política, será difícil enfrentar la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada", la cual ha sido identificada como la principal amenaza en los océanos sudamericanos.

"Una de las zonas más afectadas es la de las islas Galápagos de Ecuador, que están rodeadas de un área marina protegida de 193.000 kilómetros cuadrados de superficie, lo que la convierte en uno de los semilleros de especies marinas de mayor demanda para el consumo humano del mundo entero", comentó recientemente a Perfil el oceanógrafo de la Universidad Simón Bolívar, Juan José Cárdenas.

Al comienzo de cada verano boreal los barcos extranjeros pescan de manera ilegal junto a las aguas de Ecuador y Perú. Una vez ubicadas mar afuera, cruzan el estrecho de Magallanes, y se colocan  frente a la Argentina, Brasil y Uruguay. La zona es conocida por su gran riqueza de calamar Illex argentinus, merluza hubbsi, langostinos y de muchas otras preciadas especies ictícolas.

Debido a que las embarcaciones chinas pescan en altamar, los productos de esas actividades no son considerados pesca ilegal. Sin embargo, si los pesqueros ingresan a las zonas económicas exclusivas y pescan, ya cometen un delito.

Pero no hay controles para esta práctica, por lo que no existe la posibilidad de que los países de la región inspeccionen los barcos chinos, y tampoco tengan registros de la cantidad y especies que éstos pescan en los límites de sus mares, según se advierte en la investigación de Infobae.

Se estima que uno de cada cinco peces que se consumen a nivel mundial ha sido capturado de manera ilegal, es decir, 20% de los casi 100.000.000 de toneladas obtenidas cada año, según datos de la organización internacional Oceana referidos por Perfil.