Pasar al contenido principal

Política

Irán proporcionó a Venezuela vehículos aéreos no tripulados capaces de llegar a Miami

El líder supremo iraní, el ​​ayatolá ​Alí Hoseiní Jamenei​,​ considera que el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela es un aliado clave ​ya que no solo comparte su posición antiestadounidense​, sino que ​dirige un país con ubicación geoestratégica​

Cooperation between Tehran and Caracas has caused concern in Washington.
Cooperation between Tehran and Caracas has caused concern in Washington. | Aritra Deb

Diciembre 30, 2021 4:59pm

Updated: Diciembre 31, 2021 3:25pm

Un nuevo informe del Alma Center ​de Israel encontró que los vehículos aéreos no tripulados (UAV) de fabricación iraní están ahora estacionados en Venezuela - aproximadamente a 2.000 kilómetros "de los rascacielos en Miami"​.​

El mayor Tal Beeri, jefe del departamento de investigación del organismo de vigilancia de ​D​efensa​, ​situado en el norte de Israel, dijo que el nuevo informe muestra que el "ejército de vehículos aéreos no tripulados" de Irán está compuesto por "miles de sistemas no tripulados, que están diseñados para recopilar información de inteligencia, y para atacar objetivos de superficie o aéreos, ya sea lanzando misiles y bombas, o realizando un ataque explosivo suicida sumergiéndose en el objetivo".

Irán ha presentado en los últimos años múltiples vehículos aéreos no tripulados con un alcance de más de 1.500 millas.

El líder supremo iraní, el ayatolá Jamenei, considera que el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela es un aliado clave porque es antiestadounidense y está estratégicamente situado. Teherán parece creer que colocar activos militares tan cerca de suelo estadounidense podría contribuir a su postura de disuasión contra Washington, ayudando a que​n los​ Estados Unidos "se lo piense dos veces" antes de emprender una acción militar contra Irán.

"En última instancia, los iraníes han señalado a Venezuela como una base potencial para algún tipo de actividad contra​ los Estados Unidos en el futuro", señaló Beeri. "Aunque no actúen realmente desde allí, en la visión estratégica de Irán, el mero hecho de tener una presencia allí es una amenaza para ​los ​Estados Unidos".

Sin embargo, Venezuela también se beneficia de la relación al recibir capacidades militares de Irán. También intercambia su petróleo pesado por petróleo condensado iraní, que Venezuela puede utilizar para "mejorar la calidad de su [petróleo] crudo tipo alquitrán", informó Reuters.

"El régimen venezolano, al igual que Irán, está aislado. Comparten intereses comunes y fomentan los lazos. Irán tiene claros intereses económicos y militares en el país, y está explotando la debilidad de Venezuela", señaló Beeri.

​E​l fomento de las relaciones de​l régimen de Caracas con ​regímenes hostiles a ​los ​Estados Unidos no es nuevo.

En 2010, los círculos de política exterior de Washington comenzaron a advertir sobre una nueva amenaza para la región: una inminente coalición VIRUS (Venezuela, Irán y Rusia) que podría, en teoría, llevar armas nucleares al patio trasero de​ los​ Estados Unidos.

Robert Morgenthau, el entonces fiscal del distrito de Manhattan, fue el primero en dar la voz de alarma en un artículo de opinión ​en The Wall Street Journal, afirmando que "dos de los regímenes más peligrosos del mundo... actuarán juntos en nuestro patio trasero en el desarrollo de tecnología nuclear y de misiles".

Del mismo modo, Peter Brookes, ex subsecretario de Defensa para Asuntos de Asia y el Pacífico​,​ durante la presidencia de George W. Bush, expresó su preocupación en un artículo de opinión del New York Post, escribiendo:

"Algunos expertos temen que Caracas y Teherán puedan tener ya en marcha algunos proyectos nucleares a pequeña escala. Además, se dice que los dos regímenes están trabajando en el mapeo y la extracción de los depósitos de uranio de Venezuela, posiblemente los más grandes del mundo. Esto beneficiaría sin duda a Irán, cuyo programa nuclear está sometido a sanciones punitivas que pretenden inhibir el acceso a materiales y tecnología de apoyo. Está claro que hacerse con uranio no será un problema para Caracas (...) Más adelante, la preocupación es que Irán también comparta con Venezuela las dimensiones militares de su programa nuclear, como los sistemas y la tecnología de misiles balísticos y cabezas nucleares".

Aunque los temores sobre la cooperación nuclear entre Venezuela, Rusia e Irán se han disipado desde entonces, la cooperación militar, económica y política entre los tres regímenes ha seguido preocupando a Washington.

En los últimos años, Rusia ha vendido armas avanzadas a Caracas e incluso ha enviado tropas y dos bombarderos Tu-160 -capaces de transportar armas nucleares- para apoyar al régimen de Maduro.

Del mismo modo, Irán ha proporcionado ayuda económica y militar a Venezuela, al tiempo que ha ayudado a Caracas a formar Unidades de Movilización Popular (UMP), un complejo conjunto de milicias que históricamente han ayudado a Irán a proyectar su influencia en Irak y Siria.