Pasar al contenido principal

Tendencias

“Encuentren el cuerpo de mi hija”: Migrante venezolano pierde a su familia en la selva del Darién

La esposa y la hija de tres años de Edwel Chirinos murieron al intentar atravesar la selva del Darién rumbo a Estados Unidos

Selva del Darién
La hija y esposa de Edwel Chirinos perdieron la vida en la selva de Darién | Fotomontaje: ADN America

Agosto 7, 2022 1:15pm

Updated: Agosto 7, 2022 1:15pm

La historia de Edwel Chirinos, un migrante venezolano viviendo en Estados Unidos, es similar a la de cientos de personas que arriesgan su vida al intentar cruzar la peligrosa selva del Darién para alcanzar el sueño americano.

A principios de julio, su esposa Luz Asleidys, de 36 años, y su hija Luised, de 3 años, salieron de Venezuela rumbo a Estados Unidos para reencontrarse con Edwel en Salt Lake City, Utah.

El Tapón del Darién, una selva de 575.000 kilómetros, ubicada en la frontera entre Colombia y Panamá, es cruzado a diario por cientos de inmigrantes que buscan llegar a Estados Unidos de manera ilegal, pero algunos pierden la vida en el proceso.

El viaje de Luz y Luised incluía atravesar la selva en compañía de coyotes, pero ambas murieron un par de días después de comenzar la travesía. El cuerpo de la mujer fue encontrado y cremado en Panamá, pero los restos de la pequeña continúan desaparecidos.

“Yo solo quiero que aparezca mi hija. No saber dónde está es un dolor muy grande que solo yo sé lo que se siente”, expresó entre lágrimas Edwel Chirinos en entrevista para Univision.

Edwel cuenta que le rogó a su esposa que no entrara a la selva bajo ninguna circunstancia, pero en medio de la desesperación, la mujer no hizo caso a los consejos y se aventuró junto a su hija con la esperanza de volver a ver a su esposo.

La última vez que se vieron fue el año pasado en Panamá. Vivieron en ese país durante cinco años tras abandonar Venezuela.

Edwel pidió asilo político en Panamá luego de trabajar como policía del régimen de Maduro. Fue obligado a reprimir numerosas marchas opositoras, pero fue arrestado durante dos meses por desacatar una orden. Panamá le negó el asilo y tuvo que vivir escondido junto a su familia.

Decidió viajar a Estados Unidos por tierra sin la compañía de su esposa e hija hasta lograr establecerse en el país para luego buscarlas. Al cruzar la frontera estadounidense, fue detenido por las autoridades. Fue liberado semanas después y consiguió una oferta de trabajo en Salt Lake City.

Al enterarse de la muerte de su esposa y su hija, Edwel comenzó a abandonar su trabajo. Fue despedido tiempo después.

“Yo estaba trabajando fijo, pero con este problema que pasó abandoné mi trabajo. No tenía voluntad, no sabía quién era yo, y este proceso ha sido muy duro”, indica.

Con ayuda de las autoridades panameñas, lograron encontrar el cuerpo de Luz. Fue cremado y pronto será enviado a Venezuela.

“No quiero dinero ni comida, solo le pido a los gobiernos que me ayuden a encontrar a mi hija y a repatriar los cuerpos de ambas a Venezuela”, continuó.

Edwel no puede salir de Estados Unidos por su solicitud de asilo político, pero espera poder obtener sus papeles pronto.