Pasar al contenido principal

Crimen y Corrupción

Corte de EEUU otorga $153 millones a familia de hombre de Miami preso en Venezuela

A Carlos Marrón se le impuso cargos falsos de trabajar como “terrorista financiero” para socavar al régimen de Nicolás Maduro

Crisis en Venezuela
Carlos Marrón, abogado venezolano exiliado en Miami | Fotomontaje: ADN America

Enero 24, 2023 10:00am

Updated: Enero 24, 2023 10:05am

Un juez federal de Miami otorgó este lunes 153 millones de dólares en daños a la familia de un abogado venezolano exiliado en Miami que había regresado a su país por el supuesto secuestro de su padre y terminó encarcelado por dos años.

A Carlos Marrón se le impuso cargos falsos de trabajar como “terrorista financiero” para socavar al régimen de Nicolás Maduro.

Marrón presentó una demanda luego de huir de Venezuela, que provocó una dura reprimenda del Consejo de Derechos Humanos de ONU, donde se determinó que había sido detenido arbitrariamente por presuntamente operar un sitio web que publicaba una tasa de cambio del mercado negro de bolívares a dólares estadounidenses, algo que el régimen consideraba delito.

El abogado venezolano dijo a The Associated Press luego de su huida que sufrió golpizas, asfixia y otros abusos mientras estuvo detenido.

El fallo del lunes es el segundo de su tipo en los últimos meses donde se apunta que el régimen de Caracas tiene presuntos vínculos con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en virtud de una ley federal poco utilizada que permite a las víctimas estadounidenses de grupos terroristas extranjeros apoderarse de los activos de sus victimarios.

El pasado septiembre, un juez otorgó 73 millones de dólares a la familia del destacado opositor de Maduro, Fernando Albán, que murió tras caer desde el décimo piso de un edificio perteneciente a los servicios de inteligencia de Venezuela en lo que la corte estadounidense comparó con “un asesinato a sueldo”.

Albán fue detenido en 2018 a su llegada al aeropuerto internacional de Caracas desde Nueva York, donde formaba parte de una delegación que había denunciado al régimen venezolano ante la Asamblea General de Naciones Unidas. Murió tres días después en lo que las autoridades describieron como un salto suicida.

La muerte de Albán provocó indignación internacional y repudio de Estados Unidos. En 2021, su esposa y sus hijos demandaron a Maduro y a varios altos miembros de su cúpula por llevar a cabo el secuestro, tortura y asesinato del exconcejal de Caracas.