Pasar al contenido principal

Política

Rusia quiere tomar el control del sur de Ucrania

El anuncio contradice las afirmaciones previas del presidente ruso Vladimir Putin de que el Kremlin no tiene ambiciones territoriales

Putin called on the Ukrainian military to seize power
Putin llamó a los militares ucranianos a tomar el poder en marzo | Wikimedia Commons

Abril 22, 2022 4:40pm

Updated: Abril 22, 2022 8:48pm

Un general ruso anunció este viernes que Moscú busca tomar el control total del sur de Ucrania, lo que contradice las afirmaciones previas del presidente ruso Vladimir Putin de que el Kremlin no tenía ambiciones territoriales.

Las agencias de noticias estatales rusas informaron que Rustam Minnekayev, subcomandante del distrito militar central de Rusia, declaró que el control total del sur de Ucrania daría a Moscú acceso a una parte de Moldavia llamada Transnistria. La toma de este territorio también cortaría el acceso a la costa ucraniana y permitiría a las fuerzas rusas avanzar cientos de kilómetros hacia el oeste por ciudades claves, como Mykolaiv y Odesa, informó Reuters.

Aunque Putin declaró previamente que las fuerzas rusas reducirían sus operaciones en Ucrania, el Ministerio de Defensa ucraniano denunció el jueves en su cuenta de Twitter que Moscú "dejó de ocultar" sus verdaderas intenciones. 

Rusia había "reconocido que el objetivo de la 'segunda fase' de la guerra no es la victoria sobre los míticos nazis, sino simplemente la ocupación del este y el sur de Ucrania. El imperialismo tal cual".

Un alto funcionario de la Unión Europea consideró que las próximas dos semanas probablemente serán decisivas para el desarrollo del conflicto.

"Esto no es un cuento de hadas con un inminente final feliz. Creo que es probable que veamos un aumento significativo de la intensidad de los ataques militares rusos en el este, y es probable que veamos una intensificación de los ataques rusos a lo largo de la costa", resaltó el funcionario a los periodistas.

Funcionarios militares ucranianos advirtieron que las fuerzas rusas aumentaron los ataques a lo largo de la línea del frente en el este y se preparan para lanzar una ofensiva en la región de Járkov, justo al norte de la región sudoriental del Donbás.

Aunque Rusia ha dicho que sus fuerzas trabajan activamente para proteger la vida de los civiles, la oficina de derechos humanos de la ONU en Ginebra indicó que hay cada vez más pruebas de crímenes de guerra en Ucrania, incluyendo el bombardeo indiscriminado de objetivos civiles y ejecuciones sumarias.

Putin celebró este jueves ante su pueblo y aseveró que Rusia había ganado el mayor combate de la guerra: la batalla por la ciudad portuaria de Mariúpol. El presidente ruso también ordenó a sus fuerzas que asediaran la ciudad en lugar de intentar luchar contra los miles de soldados ucranianos que permanecen en una enorme acería de la ciudad.

Washington, sin embargo, desestimó el anuncio. "Hechos, no palabras. Creo que tenemos que observar lo que los rusos realmente hacen aquí. Seguimos viendo que Mariúpol es disputada, que no ha sido tomada por los rusos y que todavía hay una resistencia ucraniana activa", explicó el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby, a CNN citado por Reuters.

Temas Relacionados