Pasar al contenido principal

Policiales

Suspenden al jefe de policía de Uvalde después de críticas por su reacción al tiroteo en la escuela

Pete Arredondo estará suspendido hasta que los funcionarios del distrito concluyan la investigación sobre el tiroteo

Robb Elementary School in Uvalde, Texas
Suspenden al jefe de policía de Uvalde Pete Arredonde | Cortesía Twitter

Junio 23, 2022 12:47am

Updated: Junio 23, 2022 12:47am

El jefe de policía del distrito escolar de Uvalde, Pete Arredondo, fue suspendido este miércoles mientras continúan las investigaciones sobre sus acciones en su respuesta al tiroteo masivo en la escuela primaria Robb que dejó 19 estudiantes y dos profesores muertos. 

Unos 20 policías esperaron durante casi una hora en un pasillo fuera de las aulas de la escuela primaria de Texas mientras desde el interior se realizaban llamadas al 911 solicitando la intervención de los agentes, según las autoridades.

“Desde el comienzo de este horrible evento, compartí que el distrito esperaría hasta que se completara la investigación antes de tomar decisiones de personal", señala el documento difundido por el superintendente del Distrito Escolar Independiente Consolidado de Uvalde, Hal Harrell.

Harrell puso al jefe de la policía escolar, Pete Arredondo, en licencia administrativa y otro oficial asumirá sus funciones hasta que los funcionarios del distrito concluyan la investigación sobre el tiroteo.

El coronel Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, dijo el martes en una audiencia en el Senado estatal que Arredondo, el comandante en el lugar tomó "decisiones terribles" mientras se desarrollaba la masacre el 24 de mayo, y que la respuesta de la policía fue un “vil fracaso”. 

Tres minutos después de que Salvador Ramos, de 18 años, ingresara a la escuela, había suficientes agentes armados de la ley en el lugar para detener al atacante, testificó McCraw. 

Sin embargo, agentes de policía armados con rifles esperaron en un pasillo de la escuela durante más de una hora mientras el pistolero perpetraba la masacre. La puerta del salón de clases no se podía cerrar con llave desde adentro, pero no hay indicios de que los oficiales intentaran abrir la puerta mientras el atacante estaba adentro, dijo McCraw. 

McCraw ha dicho que los padres rogaron a la policía fuera de la escuela que se movieran y los estudiantes dentro del salón de clases suplicaron repetidamente a los operadores del 911 que los ayudaran mientras más de una docena de oficiales esperaban en un pasillo. Oficiales de otras agencias instaron a Arredondo a dejarlos moverse porque los niños estaban en peligro. 

“Lo único que impidió que un pasillo lleno de oficiales dedicados ingresara a las habitaciones 111 y 112 fue el comandante en la escena que decidió anteponer la vida de los oficiales a la vida de los niños”, dijo McCraw.