Pasar al contenido principal

Política

Prueba de misiles balísticos reanuda especulaciones sobre posibilidad de que Putin use armas nucleares

La agencia estatal de noticias rusa TASS afirmó que "esta arma obligará a todos los que intenten lanzar amenazas contra Rusia a pensárselo dos veces"

New ICBM test from Russia prompts renewed speculation that Putin may use nuclear weapons
La prueba de misiles balísticos intercontinentales de Rusia reabre la posibilidad de que Putin utilice armas nucleares en Ucrania | Shutterstock

Abril 20, 2022 11:42pm

Updated: Abril 21, 2022 11:36am

El lanzamiento por parte de Moscú de un nuevo misil balístico intercontinental reavivó el miércoles las especulaciones en Occidente sobre la posibilidad de que el presidente ruso Vladimir Putin utilizaría armas nucleares contra sus supuestos enemigos.

"No estamos en el punto de dejar todo a la suerte. Pero definitivamente somos conscientes de que esta prueba tuvo lugar en este momento, y estamos prestando atención a lo que esto podría significar", comentó un funcionario de inteligencia estadounidense a Just the News.

Rusia probó el nuevo ICBM Sarmat con capacidad nuclear desde el Cosmódromo de Plesetsk, en la región noroccidental del país, Arkhangelsk, enviándolo a unos 6.000 kilómetros para atacar objetivos en el campo de pruebas de Kura, en la península de Kamchatka, confirmó el Kremlin.

La agencia estatal de noticias rusa TASS afirmó que "esta arma única obligará a todos los que intenten lanzar amenazas contra Rusia a pensárselo dos veces".

Putin celebró el lanzamiento del misil. "Es un gran acontecimiento que marca un hito en el desarrollo de sistemas de armas avanzados en el ejército ruso", resaltó.

"No tiene análogos en el mundo y no los tendrá en mucho tiempo. Esta arma verdaderamente única reforzará las capacidades de combate de nuestras Fuerzas Armadas, salvaguardará de forma fiable la seguridad de Rusia frente a las amenazas externas y hará que se lo piensen dos veces aquellos que en el frenesí de la retórica rabiosa y agresiva intentan amenazar a nuestro país", concluyó Putin.

Tanto la prueba como la retórica del líder ruso parecieron dejar al Pentágono oficialmente indiferente.

"Rusia notificó debidamente a Estados Unidos, en virtud de las obligaciones que le impone el nuevo tratado START, que tenía previsto probar este misil balístico intercontinental. Estas pruebas son rutinarias y no fueron una sorpresa. No consideramos que la prueba fuera una amenaza para Estados Unidos o sus aliados", declaró el miércoles el secretario de prensa del Pentágono, John Kirby.

Pero en privado, el analista de inteligencia mencionó: "Tenemos que considerar todas las posibilidades de lo que esto podría significar". El analista no está autorizado a hablar con los medios de comunicación y habló bajo condición de anonimato.

El lanzamiento podría ser simplemente una estrategia de Putin, en la cual Moscú quiere mostrar un poderoso arsenal antes del desfile anual del Día de la Victoria de Rusia el 9 de mayo, consideró el analista.

Pero el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, así como algunos funcionarios occidentales, entre ellos el director de la CIA, William Burns, han advertido que la amenaza de un ataque nuclear debe tomarse en serio.

"Dada la posible desesperación del presidente Putin y de los dirigentes rusos, dados los reveses que han sufrido hasta ahora en el plano militar, ninguno de nosotros puede tomarse a la ligera la amenaza que supone un posible uso de armas nucleares tácticas o de bajo rendimiento", alertó Burns la semana pasada.

Entre esos contratiempos se encuentran las grandes pérdidas de soldados y equipos durante los casi dos meses de asalto a Ucrania.

Un exfuncionario político de la OTAN especializado en Ucrania ofreció lo que denominó una visión "un poco más calmada" sobre la posibilidad de que Rusia utilice armas nucleares.

"Creo que Rusia definitivamente quiere que temamos esa posibilidad. Pero si observamos lo que Rusia ha hecho hasta ahora, en esta guerra, siempre que se ha cometido una atrocidad, han culpado a los ucranianos. Han dicho que es falso", recordó Sam de Bendern, exoficial político de la OTAN en Ucrania, durante una aparición el martes en el podcast Ukrainecast de la BBC.

Rusia culpó a Ucrania de preparar el uso de armas biológicas o químicas, así como de lanzar ataques contra sus propias ciudades, dijo de Bendern. Pero un arma nuclear sería diferente.

"Si utilizaran un arma táctica, no podrían culpar a nadie más que a ellos mismos. Tendrían que admitir y asumir toda la culpa, tanto frente a su propio pueblo como frente al mundo entero. Así que teniendo en cuenta el comportamiento de Rusia, y su guerra de información, el uso de armas tácticas sería realmente una cuestión de último recurso", señaló.

Por su parte, el analista de inteligencia estadounidense recordó que la doctrina militar rusa permite al país utilizar cabezas nucleares. De Bendern coincidió con esta noción.

"No tengo acceso a lo que dice la CIA. Ellos dicen que es posible, y definitivamente es posible, tienen los medios. La doctrina militar les permite hacerlo. Pero, de nuevo, este sería el último recurso, en mi opinión", reiteró.

El Pentágono no respondió inmediatamente a preguntas sobre los planes para vigilar posibles hostilidades nucleares desde Moscú.

"El Departamento sigue centrado en la agresión ilegal y no provocada de Rusia contra Ucrania", expuso Kirby.