Pasar al contenido principal

Política

Perú: la “Toma de Lima” provoca violentos enfrentamientos y el incendio de un edificio histórico

Durante horas se enfrentaron manifestantes y la policía en distintos puntos de capital peruana, hasta que se concentraron en el centro histórico de Lima, donde las llamas arrasaron un edificio antiguo

Enero 20, 2023 2:15pm

Updated: Enero 20, 2023 2:19pm

La primera jornada de la "Toma de Lima", como llamaron sus promotores a la protesta contra la presidenta Dina Boluarte ocurrida el jueves en la capital de Perú, terminó con fuertes enfrentamientos entre policías y manifestantes, y el incendio de un edificio en el centro histórico.

Durante horas, los manifestantes se enfrentaron a la policía desplegada en distintos puntos de la ciudad hasta que se concentraron en el centro histórico de Lima, a pocos metros de la emblemática Plaza San Martín, donde las llamas arrasaron un edificio en un sector con numerosas casas históricas, parcialmente construidas con madera.

A medida que los enfrentamientos aumentaban, las llamas comenzaron a aparecer en el techo del gran edificio ubicado a pocos metros de la plaza, lo que generó el despliegue de la policía, bomberos y sanitarios para atender la emergencia.

Más de 100 bomberos trabajaron para contener el incendio en centro histórico de Lima
Más de 100 bomberos trabajaron para contener el incendio en centro histórico de Lima | Ministerio del Interior de Perú

Rápidamente llegaron unidades de los cuarteles de bomberos voluntarios ubicados a pocos metros del lugar, incluyendo una gran escalera telescópica, para combatir el fuego. El comandante general del cuerpo, Luis Ponce La Jara, declaró a América Televisión que "originalmente es un edificio vacío", pero dijo que procedieron a "evacuar a los vecinos para evitar" una desgracia mayor.

"Es un edificio histórico y el material de construcción es quincha (un enrejado viejo de caña o bambú cubierto de barro), son rápidamente inflamables", dijo el jede de bomberos.

El comandante se vio obligado a pedir a los manifestantes que liberaran la zona para permitir el paso de las unidades con el fin de apagar el gran incendio.

 

El ministro del Interior, Vicente Romero, dijo en una conferencia de prensa en la noche, que las manifestaciones del jueves dejaron 38 heridos.

Romero detalló que 22 policías fueron lesionados, mientras que 16 civiles terminaron con varias heridas. El titular del Interior aseguró que las protestas comenzaron de forma pacífica, pero “se desarrollaron luego de forma violenta con agresiones físicas y verbales contra la Policía, motivando el uso de la fuerza”.

Las manifestaciones en Perú comenzaron el pasado 7 de diciembre, cuando Dina Boluarte asumió la presidencia del país tras el fallido autogolpe del expresidente Pedro Castillo. Tras una tregua navideña, las protestas volvieron a cobrar fuerza el 4 de enero, especialmente en el sur, cerca de la frontera con Bolivia.

Esta zona se ha convertido en el epicentro de las protestas. Desde allí se han organizado marchas hasta la capital peruana. El Ministerio del Interior asegura que estas manifestaciones son apoyadas por ciudadanos bolivianos que han entrado en el país en los últimos meses, aunque es innegable la participación de colectivos locales.

El gobierno de Boluarte prohibió a principios de enero el ingreso a Perú de Evo Morales y otros ciudadanos bolivianos, acusados de haber realizado "actividades de carácter político proselitista" que han afectado a la "seguridad nacional" del país.

Hasta el momento, las protestas han dejado más de 54 muertos, mientras que otras diez personas, entre ellas un recién nacido, han perdido la vida por diversas causas provocadas por los bloqueos de carreteras y las manifestaciones.

Los manifestantes exigen la dimisión de Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de las elecciones generales para el 2023 y una asamblea constituyente, entre otras demandas.