Pasar al contenido principal

Política

Manifestantes intentaron asaltar el aeropuerto de Arequipa en Perú

Los manifestantes exigen la dimisión de la presidente Boluarte, el cierre del Congreso y el adelanto de las elecciones a 2023

Enero 19, 2023 4:35pm

Updated: Enero 19, 2023 4:37pm

Cientos de manifestantes intentaron entrar este jueves en las instalaciones del aeropuerto de Arequipa, la segunda ciudad más poblada de Perú. El Ministerio de Transporte y Comunicaciones informó que se suspendieron las operaciones de la terminal aérea "en salvaguarda de la integridad de la ciudadanía" tras las protestas antigubernamentales que han cobrado más de 50 vidas en el país. 

Los manifestantes intentaron irrumpir en el aeropuerto Alfredo Rodríguez Ballón, rompiendo las vallas metálicas del perímetro, a lo que los agentes policiales respondieron lanzando bombas lacrimógenas.

Los actos de violencia en las inmediaciones del aeropuerto comenzaron al mediodía, cuando un numeroso grupo de manifestantes que participaban en el paro nacional convocado para este jueves intentó romper las vallas de seguridad de la terminal.

 

Desde el inicio de las protestas antigubernamentales en diciembre, los manifestantes intentan ocupar instalaciones aeroportuarias en varias partes del país, provocando el cierre de algunas de ellas, como fue el caso de la ciudad de Juliaca (en la región de Puno) y Arequipa.

Antes de los enfrentamientos en las inmediaciones del aeropuerto este jueves, trabajadores de construcción civil bloquearon uno de los accesos y se enfrentaron con la policía cuando los agentes llegaron para despejar la zona con el uso de bombas lacrimógenas, según la emisora RPP.

Como consecuencia de estos enfrentamientos, tres manifestantes resultaron heridos y fueron trasladados al hospital regional de Arequipa, según el citado medio.

En la región de Puno, cerca de la frontera con Bolivia, manifestantes también incendiaron una comisaría y las sedes del Poder Judicial y del Ministerio Público en Macusani, como respuesta a la muerte de una campesina que recibió un disparo durante los enfrentamientos contra las Fuerzas del Orden.

Los policías tuvieron que ser rescatados en un helicóptero debido a la presencia de la turba que también abrió fuego contra varias unidades, según medios locales.

El presidente del Poder Judicial de Perú, Javier Arévalo, rechazó los ataques y añadió que ve "un patrón" de ataques a las instituciones de seguridad y al Poder Judicial durante las protestas antigubernamentales.

Las manifestaciones en Perú comenzaron el pasado 7 de diciembre, cuando Dina Boluarte asumió la presidencia del país tras el fallido autogolpe del expresidente Pedro Castillo y, tras una tregua navideña, volvieron a cobrar fuerza el 4 de enero, especialmente en el sur, cerca de la frontera con Bolivia.

Esta zona se ha convertido en el epicentro de las protestas. Desde allí se han organizado marchas hasta la capital peruana. El Ministerio del Interior ha asegurado que estas protestas han sido apoyadas por ciudadanos bolivianos que han ingresado al país en los últimos meses.

Por lo que el Gobierno de Dina Boluarte prohibió a principios de enero la entrada a Perú de Morales y otros ocho ciudadanos bolivianos, acusados de haber realizado "actividades de carácter político proselitista" que han afectado a la "seguridad nacional" del país.

Hasta el momento, las protestas han dejado 43 manifestantes y un policía muertos, mientras que otras diez personas, entre ellas un recién nacido, han perdido la vida por diversas causas provocadas por los bloqueos de carreteras y las manifestaciones.

Los manifestantes exigen la dimisión de la presidenta Boluarte, el cierre del Congreso, el adelanto de las elecciones generales a 2023 y una asamblea constituyente, entre otras demandas.