Pasar al contenido principal

Derechos Humanos

Embajador de Nicaragua ante la OEA se rebela contra "dictadura" de Ortega

Arturo McFields dijo que hablaba en nombre "de los 177 presos políticos y de las más de 350 personas que han perdido la vida"

Nicaraguan ambassador
McFields también anunció su dimisión como embajador ante la OEA | OEA

Marzo 24, 2022 12:55pm

Updated: Marzo 24, 2022 1:49pm

El embajador de Nicaragua ante la Organización de Estados Americanos (OEA) acusó al gobierno de Daniel Ortega de ser una dictadura que reprime a la oposición política y comete graves abusos contra los derechos humanos.

"Denunciar la dictadura de mi país no es fácil. Pero seguir callando y defendiendo lo indefendible es imposible", afirmó el embajador Arturo McFields en un video compartido por la OEA vía Twitter.

McFields dijo que hablaba en nombre "de los 177 presos políticos y de las más de 350 personas que han perdido la vida" protestando contra Ortega. "Debo hablar a pesar del miedo. Debo hablar aunque mi futuro y el de mi familia sean inciertos. Debo hablar, si no, las propias piedras hablarán por mí", añadió.

McFields, periodista de televisión, también anunció su renuncia como embajador ante la OEA, función que asumió en noviembre.

Sus comentarios se producen la misma semana en que el régimen de Ortega condenó a prisión a la excandidata política Cristiana Chamorro. Chamorro fue detenida en vísperas de las elecciones presidenciales de 2021, junto con otros seis candidatos presidenciales y otras 46 figuras de la oposición.

La exembajadora de la OEA afirmó que las elecciones del año pasado en el país centroamericano, las cuales ganó Ortega por cuarta vez consecutiva, "no fueron creíbles". Estados Unidos y la Unión Europea también han condenado las elecciones, calificándolas como "ilegítimas".

El gobierno de Ortega respondió a los comentarios de McFields y señaló que él no representaba al gobierno, por lo que sus dichos carecían de "validez".

"Desde 2018, Nicaragua se ha convertido en el único país de Centroamérica -y probablemente de América Latina-... donde no hay periódicos impresos, donde no hay libertad para publicar ni siquiera un tuit o un comentario en las redes sociales... [y] no hay organizaciones de derechos humanos", lamentó McFrields.

"170.000 nicaragüenses han huido del país y otros están huyendo mientras hablo. Hay gente, dentro y fuera del gobierno que está cansada de esta dictadura y de sus acciones", concluyó.