Pasar al contenido principal

Virales

Zoológico del Bronx: Un elefante en batalla legal

Un grupo de animalistas de Nueva York reclaman derechos humanos para un elefante. Aquí te contamos el caso insólito

Un elefante en Nueva York está en medio de una disputa legal
Un elefante en Nueva York está en medio de una disputa legal | Internet

Mayo 20, 2022 12:04am

Updated: Mayo 20, 2022 12:04am

Hay un proceso increíble ante el tribunal supremo de Nueva York. Un caso en el que una organización de derechos de los animales ha presentado documentos legales pidiendo a los jueces que le den a un elefante en el Zoológico del Bronx los mismos derechos que a una persona. La demanda impuesta es por encierro ilegal en busca de ganar la libertad del animal.

El elefante en medio de la disputa, lleva por nombre Happy, quien fue capturada en Asia en los años 70 cuando tenía apenas un año.

La historia es que un grupo llamado Nonhuman Rights Project ha presentado un recurso de hábeas corpus, un movimiento legal para sacar al animal del confinamiento. El documento alega que Happy ha sido efectivamente encarcelado por el zoológico en una instalación de un acre solamente, lo que equivale a cuatro mil metros cuadrados. El grupo quiere sacar a Happy de las instalaciones y llevarlo a un santuario más espacioso, y por eso lucha.

El NRP afirma que Happy debe ser tratado como una persona en el sistema legal, argumentando que el animal es cognitivamente complejo y autónomo. Por lo tanto es digno de la protección que brindan los humanos, a otros de su especie.

La organización que encabeza la lucha afirma que Happy es el primer elefante en pasar una prueba de autoconciencia. El espécimen siempre tocó una letra X blanca en su frente mientras se miraba en un espejo.

Por su parte el Tribunal de Apelaciones de Nueva York escuchó los argumentos orales ayer, y el abogado del zoológico argumentó que Happy es realmente feliz, nada, busca comida y hace cosas que les gusta hacer a los elefantes.

Al menos uno de los jueces se mostró escéptico y le preguntó al abogado de NRG: “Entonces, ¿eso significa que no puedo tener un perro? Quiero decir que los perros pueden memorizar palabras”. El abogado de NRG replicó alegando que los elefantes son mucho más complejos cognitivamente que los perros.

Si NRG tiene éxito, literalmente podría abrir las puertas de los zoológicos en Nueva York y posiblemente en otros estados a un trato más humanizado a los animales. Aunque sea, para las especies más inteligentes en tales instalaciones.