Pasar al contenido principal

Terrorismo

Los "Halcones", el grupo creado en la década de 1970 para reprimir protestas en México

La manifestación estudiantil del 10 de junio de 1971 fue la primera que se convocó después de la masacre de 1968 en Tlatelolco

Los "Halcones", el grupo creado por Luis Echeverría para reprimir protestas
El grupo portaba varas de bambú, ya que contaba con entrenamiento en artes marciales | Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México

Junio 10, 2022 1:56pm

Updated: Junio 10, 2022 1:56pm

El 10 de junio, México recuerda el 51 aniversario del llamado "Halconazo", también conocido como la "matanza del Jueves de Corpus".

Ese día, pero de 1971, una protesta estudiantil en las calles de Ciudad de México a favor de la educación pública y el movimiento estudiantil de la Universidad Autónoma del estado de Nuevo León fue brutalmente frenada por un grupo paramilitar llamado los "halcones".

Unos 10.000 estudiantes se concentraron en uno de los campus del Instituto Politécnico Nacional ubicado en el centro de Ciudad de México. Desde ahí, comenzaron a caminar hacia el Zócalo de la capital, pero se encontraron con los "halcones" -al menos 400 o 500- en el cruce de dos avenidas.

El grupo paramilitar portaba varas de bambú, ya que contaban con entrenamiento en artes marciales, particularmente en kendo. La película "Roma", de Alfonso Cuarón, retrata una parte de los entrenamientos de los "halcones".

Los estudiantes hicieron frente a la agresión, pero desde un edificio contiguo comenzaron a salir disparos "hacia la multitud", según testimonios citados por BBC.

Esto provocó que los manifestantes se dispersaran, e intentaran esconderse para evitar las balas. Según el historiador Camilo Vicente Ovalle, varios periodistas, pacientes, médicos y enfermeras fueron testigos de "cómo grupos de halcones entraron al hospital y agredieron a estudiantes con armas de fuego".

Si bien no existe una cifra de muertos y heridos por este incidente, se afirma que al menos 225 personas fallecieron durante el "Halconazo".

Ante los reportes de la prensa de la época, la Procuraduría General de la República (PGR) indicó que, con base en una investigación preliminar, se había determinado que un grupo de estudiantes estaba armado.

Pero con el paso de los días, reconocieron que los "halcones" eran un grupo que había sido entrenado por el gobierno. Ante el escándalo, el alcalde de Ciudad de México, Alfonso Martínez, y su jefe de policía, Rogelio Flores, renunciaron a sus cargos. Además, el presidente mexicano ordenó una investigación de los hechos.

Aunque no hay muchos registros históricos sobre esta organización, se afirma que los "halcones" fueron entrenados por el gobierno mexicano para reprimir los movimientos sociales, en particular aquellos que se manifestaran en contra del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez (1970-1976).

Según algunas investigaciones citadas por Infobae, los "halcones" estaban formados por militares y jóvenes reclutados en barrios marginados y violentos de la capital mexicana. Se afirma que el coronel Manuel Díaz Escobar fungió como jefe y creador del grupo.

En 1971, Díaz Escobar era subdirector de Servicios Generales del gobierno capitalino. Durante las investigaciones por la matanza del 10 de junio, reconoció la existencia del cuerpo especial de seguridad, aunque señaló que su tarea se centraba en cuidar instalaciones estratégicas.

Algunos académicos aseveran que Díaz Escobar era el encargado de reclutar y entrenar a los jóvenes, militares en activo y desertores del Ejército que formaban parte de los "halcones".

Sin embargo, más 50 años después, ningún funcionario ha sido juzgado ni encarcelado por lo ocurrido.

En la década de 2000, el gobierno de mexicano creó una fiscalía especial para investigar los sucesos de 1971. Entonces, se intentó que el expresidente Echeverría fuera procesado por genocidio.

Pero la magistrada del caso, Herlinda Velasco, consideró que no se acreditaba el delito de genocidio, sino de "homicidio simple", el cual había prescrito tras 30 años de los hechos.

La manifestación del 10 de junio de 1971 fue la primera que se convocó después de la masacre de 1968 en Tlatelolco. Algunos de los líderes de ese movimiento habían salido de prisión, y otros habían vuelto del exilio para apoyar las nuevas protestas.