Pasar al contenido principal

Crimen y Corrupción

Balacera en planta de cemento en México deja al menos 8 muertos

El enfrentamiento duró casi una hora, periodo en el que se reportaron disparos y estallidos de bombas molotov

Balacera en planta de cemento en México deja al menos 8 muertos
En las inmediaciones de la planta se quemaron algunos vehículos | Twitter @Carlos1Hurtado

Abril 27, 2022 4:14pm

Updated: Abril 27, 2022 4:19pm

Un enfrentamiento a balazos este miércoles entre dos grupos de trabajadores de una planta cementera en el municipio de Tula, en el estado mexicano de Hidalgo, dejó al menos ocho muertos, once heridos y nueve detenidos, confirmó el gobernador Omar Fayad.

"Condeno enérgicamente los violentos enfrentamientos ocurridos en la Cooperativa Cruz Azul en Tula, que hasta el momento han dejado un saldo de 8 muertos, 11 heridos y 9 detenidos", indicó el mandatario hidalguense en su cuenta de Twitter.

Previamente, la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó en un comunicado que habían muertos y fallecidos, aunque no precisó cifras.

"Derivado de los hechos de violencia, fuerzas de seguridad resguardan la zona y autoridades de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo llevan a cabo el procesamiento del lugar para determinar el número de personas fallecidas y lesionadas en traslado a clínicas para su atención", indicó la dependencia.

Alrededor de las 5:00 horas del miércoles, varios autobuses, supuestamente provenientes del Estado de México, llegaron a la fábrica de la planta cementera de Cruz Azul, ubicada en poblado de Jasso. De los vehículos salieron varios trabajadores que intentaron tomar el complejo cementero y se abrieron paso con armas de fuego.

La planta era resguardada por trabajadores identificados con los exdirigentes de la empresa, Guillermo Álvarez y Federico Sarabia, ambos acusados de corrupción. Los grupos se enfrentaron por casi una hora, periodo en el cual se reportaron disparos y estallidos de bombas molotov, apuntó La Jornada.

Los socios de la Cooperativa Cruz Azul condenaron los hechos de violencia y acusaron a "un grupo de vándalos" de provocarlos.

El control de la empresa cementera ha sido objeto de disputas legales en los últimos años. En marzo, un grupo de trabajadores de las oficinas corporativas en Ciudad de México denunció la toma con violencia de las instalaciones. Horas después, la empresa anunció la recuperación de las instalaciones con ayuda de agentes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana.

En diciembre pasado también se registró un enfrentamiento luego de que un grupo de disidentes intentó hacer efectiva una orden judicial para tomar el control del Consejo de Administración y Vigilancia de Cruz Azul.