Pasar al contenido principal

Tecnología

Twitter restablece las cuentas de Babylon Bee, Kathy Griffin y Jordan Peterso

"Kathie Griffin, Jorden Peterson y Babylon Bee han sido reincorporados. La decisión de Trump aún no ha sido tomada", tuiteó el nuevo jefe de Twitter, Elon Musk

Elon Musk
Elon Musk | Wikimedia Commons

Noviembre 18, 2022 4:53pm

Updated: Noviembre 18, 2022 4:53pm

La red social Twitter restableció este viernes la cuenta del sitio de parodias conservadoras Babylon Bee después de que fuera suspendida a principios de año por una broma sobre personas transgénero, así como las cuentas de la comediante Kathy Griffin y el psicólogo Jordan Peterson.

"Kathie Griffin, Jorden Peterson y Babylon Bee han sido reincorporados. La decisión de Trump aún no ha sido tomada", tuiteó el nuevo jefe de Twitter, Elon Musk.

The Bee fue bloqueado de Twitter en marzo después de que tuiteara un titular de broma en el que afirmaba que la secretaria de Sanidad de Estados Unidos, Rachel Levine, era el "hombre del año" del medio. Levine nació hombre pero ahora se identifica como mujer.

Mientras que el prolífico psicólogo clínico Jordan Peterson fue suspendido de Twitter el pasado 1 de julio después de que tuiteara sobre una cirugía que se realizó el actor Elliot Page, antes conocido como Ellen Page y protagonista de la premiada película Juno. La red social alertó entonces a Peterson de que había violado el código de "conducta odiosa".

La cuenta de la actriz Kathy Griffin, el caso más reciente, fue cancelada por cambiar su nombre de perfil por el de Elon Musk. "En el futuro, cualquier usuario de Twitter que se dedique a la suplantación de identidad sin especificar claramente que es una "parodia" será suspendido permanentemente", explicó entonces el magnate, y dijo que quiere convertir la red social en "la fuente de información más segura de todo el mundo".

Sobre el caso del expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, Musk aseguró que “la decisión aún no ha sido tomada”.

Desde que adquirió la plataforma a finales de octubre, Musk ha llevado a cabo una reestructuración en la empresa tecnológica. Tras despedir a la mitad de la plantilla, ha enviado esta semana un correo electrónico en el que pide a sus empleados que se comprometan con el nuevo entorno de trabajo "duro" o que abandonen Twitter.

El ultimátum de Musk hizo que cientos de trabajadores aceptaran el despido y obligó a la empresa a cerrar temporalmente todas las oficinas por temor a que algunos trabajadores "pudieran sabotear la red social".

También aumentó los rumores entre los usuarios de la red social sobre su cierre definitivo, tal y como vaticinan algunos ex empleados, que han asegurado que no hay un cupo mínimo de ingenieros a cargo de algunos de los sistemas críticos, lo que podría provocar que la plataforma deje de funcionar en algún momento.