Pasar al contenido principal

Política

Publicación critica a Biden por 'cantinfleos' sobre viaje a Arabia Saudita

Después de negar los informes del Washington Post y el New York Times sobre unos viajes confirmados a Arabia Saudita, el Post criticó al presidente por emitir una "clásica negación de la negación", una frase que el Post popularizó durante su cobertura de Watergate

Robert Redford and Dustin Hoffman star in Warner Bros. 1976 All the President's Men as Washington Post reporters Bob Woodward and Carl Bernstein
Robert Redford and Dustin Hoffman star in Warner Bros. 1976 All the President's Men as Washington Post reporters Bob Woodward and Carl Bernstein | Warner Bros.

Junio 7, 2022 8:53am

Updated: Junio 7, 2022 10:18am

La Junta Editorial del Washington Post criticó los cantinfleos del presidente Joe Biden sobre si viajará a Arabia Saudita en un editorial del martes y calificó sus comentarios como una "clásica negación de la negación".

La frase se originó a principios de la década de 1970 por los reporteros del periódico cuando describían respuestas evasivas de fuentes relacionadas con el incidente de Watergate.

"Funcionarios de la Casa Blanca han confirmado que el presidente Biden tiene la intención de visitar el Reino de Arabia Saudita en las próximas semanas. Aunque el Sr. Biden advirtió el viernes que todavía "no tiene planes directos" para tal viaje, esa fue una clásica negación de la negación, tal vez porque todavía hay detalles de última hora por resolver", opinó el periódico.

“La conclusión es que, salvo algún cambio imprevisto, el presidente suavizará significativamente la postura de Estados Unidos hacia el régimen cuyo jefe de facto, el príncipe heredero Mohammed bin Salman (conocido como MBS), es el principal responsable del asesinato del periodista Jamal Khashoggi, entre otras violaciones de los derechos humanos, alguien a quien el presidente había prometido previamente, e intentado, mantener a una mayor distancia".

El viernes, Biden negó los informes tanto del New York Times como del Washington Post de que había decidido viajar y reunirse con el príncipe heredero saudí Mohammed bin Salman, quien, según los informes de inteligencia estadounidense, ordenó el brutal asesinato del periodista saudí Jamal Khashoggi en 2018.

“No estoy seguro de si iré. No tengo planes directos en este momento”, dijo Biden. “Pero déjame decirte que me he comprometido a tratar de trabajar sobre cómo podemos traer más estabilidad y paz en el Medio Oriente”.

Pero Politico informó el domingo que Biden y su círculo íntimo han dudado sobre la decisión “durante casi un mes”, atrapados entre defender los derechos humanos y pedirle a bin Salman que aumente la producción de petróleo en medio de una inflación y precios de la gasolina altísimos.

Biden y sus asesores han “debatido” durante semanas sobre si debería o no visitar Arabia Saudita, a la que hizo campaña contra la participación durante las elecciones de 2020, a medida que los precios de la gasolina continúan subiendo más y más, según el New York Post.

Las relaciones entre Washington y Riad han sido frías desde que el entonces candidato Biden prometió convertir a Arabia Saudita en un “paria” por el asesinato del periodista. Una vez elegido, Biden continuó dando de lado al príncipe heredero, y en su lugar habló directamente con su padre, el rey Salman bin Abdulaziz Al Saud.

La presidencia “debería defender algo”, argumentó Biden.

Las tensiones estallaron en septiembre, cuando Bin Salman supuestamente le gritó a Jake Sullivan, el asesor de seguridad nacional de Biden, cuando planteó el tema durante una reunión en el palacio del príncipe heredero.

Politico también informó que Biden estaba frustrado porque su índice de aprobación ha caído por debajo del de Donald Trump, a quien se refiere como “el peor presidente de la historia” a puerta cerrada.

Un portavoz de la Casa Blanca lo negó y dijo que la “descripción que Politico da de la Casa Blanca simplemente está divorciada de la realidad”.