Pasar al contenido principal

Tecnología

La NASA estrellará nave espacial contra un asteroide para desviar su curso

La misión es parte de un proyecto enfocado en defender a la Tierra de potenciales amenazas espaciales

La NASA estrellará nave espacial contra un asteroide para desviar su curso
El impacto con el asteroide no supone ninguna amenaza para la Tierra | NASA

Septiembre 15, 2022 5:04pm

Updated: Septiembre 15, 2022 5:04pm

La Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) se prepara para estrellar una nave espacial no tripulada contra un asteroide e intentar desviar su actual trayectoria.

El próximo 26 de septiembre se prevé que la nave DART choque intencionalmente con el asteroide Dimorphos, ubicado a 11 millones de kilómetros de la Tierra, para poner a prueba una nueva tecnología que intenta proteger al planeta de posibles colisiones de objetos espaciales, informó Infobae.

Esta misión, la cual tendrá un costo aproximado a los 330 millones de dólares, representa la culminación de más de cinco años de trabajo de un equipo de científicos en Estados Unidos enfocado en defender a la Tierra de potenciales amenazas espaciales.

Con esta prueba, se busca demostrar que una nave espacial es capaz de navegar de forma autónoma hacia un asteroide y colisionar con él de forma intencionada para cambiar su dirección de desplazamiento, explica Deutsche Welle.

"Estos objetos se precipitan por el espacio y, por supuesto, han marcado la Luna y, con el tiempo, también en la Tierra han tenido impactos importantes, han afectado a nuestra historia", señaló Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la NASA, durante una conferencia de prensa el lunes.

El impacto con el asteroide no supone ninguna amenaza para la Tierra. Además, gracias a la medición con telescopios en tierra, DART proporcionará datos importantes para ayudar a prepararse mejor, por si alguna vez se descubre algún asteroide que pueda suponer un peligro para el planeta.

El más reciente impacto de un asteroide contra la Tierra se presentó en 2013 en Rusia. Entonces, un objeto de 20 metros de diámetro entró en la atmósfera y explotó antes de tocar la superficie, lo cual provocó una onda expansiva que dejó 1.500 heridos y dañó 7.200 edificios en seis ciudades.

La NASA aseguró que actualmente no tiene en su radar a ningún objeto que pueda representar una amenaza directa contra la Tierra, al menos en los próximos 100 años, según Infobae.