Pasar al contenido principal

Inmigración

Juez anula política de expulsión de inmigrantes del Título 42

El gobierno de Joe Biden había confiado en el Título 42 para hacer frente a la cantidad récord de migrantes que cruza la frontera

Colombian migrants wait to be processed after turning themselves over to authorities at the United States and Mexico border May 12, 2021 in Yuma, Arizona
Colombian migrants wait to be processed after turning themselves over to authorities at the United States and Mexico border May 12, 2021 in Yuma, Arizona | Shutterstock

Noviembre 15, 2022 7:09pm

Updated: Noviembre 21, 2022 5:03pm

Un juez federal bloqueó el martes el Título 42, una política iniciada en la administración Trump que permitió a las autoridades fronterizas de Estados Unidos expulsar a miles de migrantes con el pretexto de la pandemia de COVID-19.

El juez del Tribunal de Distrito de Estados Unidos Emmet Sullivan, en Washington, D.C. escribió en una opinión de 49 páginas que la política era "arbitraria y caprichosa", e igualmente consideró que violaba la ley federal.

El Título 42 se puso marcha durante el gobierno de Donald Trump en marzo de 2020, cuando la pandemia de COVID-19 recién comenzaba. Según esta política, los funcionarios podían expulsar rápidamente a los migrantes sin dejarles pedir asilo a fin de evitar la propagación del coronavirus en Estados Unidos.

La Administración de Biden había recurrido al Título 42 para hacer frente a la cantidad récord de migrantes que cruza la frontera. Más de dos millones de migrantes han sido expulsados en virtud de esta política.

Aunque los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) afirmaron que la orden ya no era necesaria, un juez federal con sede en Luisiana dictaminó en mayo que el gobierno de Biden no podía poner fin a la política en respuesta a una demanda presentada por dos docenas de estados.

El juez alegó entonces que la política violaba la normativa de la ley federal conocida como Ley de Procedimiento Administrativo. Asimismo, indicó que el CDC "no consideró adecuadamente las alternativas y la política no sirvió racionalmente a su propósito declarado".

"No es razonable que el CDC asuma que puede ignorar las consecuencias de cualquier acción que decida llevar a cabo para cumplir sus objetivos, especialmente cuando esas acciones incluyen la extraordinaria decisión de suspender los derechos procesales y sustantivos de los no ciudadanos que buscan un puerto seguro", destacó Sullivan en su fallo.