Pasar al contenido principal

Tecnología

Cafeteras inteligentes fabricadas en China podrían espiarte, según investigadores

El investigador Christopher Balding destacó que la recopilación de datos forma parte de un problema más amplio con los dispositivos del Internet de las Cosas

Kalerm KLM1601 Premium Super Automatic Espresso Machine
Kalerm KLM1601 | Espressooutlet.net

Junio 17, 2022 7:34pm

Updated: Junio 17, 2022 10:17pm

Investigadores estadounidenses afirmaron contar con pruebas de que las máquinas de café inteligentes fabricadas en China recopilan información, como la relativa a los productos usados, los datos de pago y el comportamiento de los clientes, toda la cual es almacenada por el gigante asiático, por lo cual puede ser expuesta a su gobierno comunista.

El investigador Christopher Balding, de New Kite Data Labs, publicó un informe sobre sus hallazgos, los cuales destacan que la recopilación de datos forma parte de un problema más amplio con los dispositivos del Internet de las Cosas (IoT), como las aspiradoras robóticas y los termostatos inteligentes conectados a Internet, los cuales pueden tener poca seguridad y políticas de uso de datos poco claras.

"China está recopilando datos sobre cualquier cosa. Como centro de fabricación del mundo, pueden poner esta capacidad en todo tipo de dispositivos que comercian a todo el mundo", señaló Balding a The Washington Times.

New Kite Data Labs analizó parte de la base de datos de una empresa china de cafeteras, la cual incluía el nombre del dispositivo, el tipo de café elaborado o vendido, la información de pago, así como información del cliente, como su ubicación, según el informe.  

Balding también comentó a The Washington Times que la empresa estudiada era Kalerm, con sede en Jiangsu, China.

El informe también resalta que todos los datos revisados procedían de máquinas con sede en China, en modelos ampliamente vendidos en Estados Unidos, Europa y otros mercados exteriores a través de terceros distribuidores.

"Aunque no podemos afirmar que esta empresa esté recopilando datos de usuarios no chinos, todas las pruebas indican que sus máquinas pueden recopilar, y de hecho lo hacen, datos de usuarios de fuera de la China continental y los almacenan en China. Los datos se recopilan en el punto de funcionamiento a partir de un software integrado en la cafetera", asevera el informe.

"La mayoría de los países de un tamaño significativo probablemente tienen interés en dispositivos como éste, no nos equivoquemos. Creo que lo que es único en China es la amplitud y profundidad de sus esfuerzos para recopilar datos".

Este caso subraya el hecho de que muchos consumidores no son conscientes de dónde se transmiten y almacenan los datos recogidos sobre ellos, lo cual"puede revelar inadvertidamente información identificable y potencialmente sensible, la cual puede llegar a las manos de un Estado adversario", concluye el informe.