Pasar al contenido principal

Inmigración

15 estados republicanos piden al Tribunal de Justicia mantener la política fronteriza del Título 42 

Los estados argumentaron que el aumento del flujo de inmigrantes "impone cargas financieras a los estados que los acogen involuntariamente"

US Border
US Border | Grossinger

Noviembre 22, 2022 6:36pm

Updated: Noviembre 22, 2022 7:34pm

Un total de 15 estados republicanos pidieron este lunes a un juez federal que mantenga la política de la era Trump que permitía a las autoridades expulsar rápidamente a los migrantes bajo el pretexto de la pandemia del Covid-19, después de que fuera bloqueada por un juez la semana pasada. 

Según los estados republicanos, el levantamiento de la norma aumentará el número de migrantes que intentan cruzar la frontera entre México y Estados Unidos, perjudicándolos directamente.

"Debido a que la invalidación de las órdenes del Título 42 perjudicará directamente a los estados, ahora buscan intervenir para ofrecer una defensa de la política del Título 42 para que su validez pueda ser resuelta en los méritos, en lugar de a través de la rendición estratégica", dijeron los estados en su presentación el lunes.

Los estados que pretenden mantener la política en vigor son Arizona, Luisiana, Alabama, Alaska, Kansas, Kentucky, Misisipi, Nebraska, Ohio, Oklahoma, Carolina del Sur, Texas, Virginia, Virginia Occidental y Wyoming.

Los 15 estados argumentaron que el aumento del flujo de inmigrantes "impone cargas financieras a los estados que los acogen involuntariamente" y por ello "tienen derecho a una soledad especial en el análisis de la legitimación".

"Los estados tienen intereses soberanos y cuasi-soberanos en el control de sus fronteras, en la limitación de las personas presentes dentro de ellas, en la exclusión de las personas portadoras de enfermedades contagiosas y en la aplicación de la ley de inmigración", continúa la presentación.

El Título 42 fue puesto en marcha por la administración del presidente Donald Trump en marzo de 2020, cuando la pandemia de COVID-19 estaba comenzando. Bajo esta política, los funcionarios podían expulsar rápidamente a los migrantes sin dejarles pedir asilo para evitar la propagación del virus dentro de Estados Unidos. 

La semana pasada, el juez Emmet Sullivan del Tribunal de Distrito de EE.UU. anuló la política, alegando que era "arbitraria y caprichosa" y que violaba la ley reguladora federal.  

Desde entonces, Sullivan ha accedido a una petición de la administración Biden de suspender el fallo durante cinco semanas para permitir que el gobierno se prepare para cumplirlo.