Pasar al contenido principal

Tendencias

Incendio en Matanzas: “Estoy viva por dos personas que cayeron encima de mí”

“Vi la ola de vapor que se aproximaba y comencé a correr, perdí los zapatos y seguí corriendo”, contó una joven socorrista cubana, sobreviviente de una explosión en la provincia de Matanzas, al occidente de Cuba

Incendio en Matanzas
Lorien Rodríguez Sánchez, miembro de un equipo de la Cruz Roja | Fotomontaje: ADN America

Agosto 10, 2022 2:50pm

Updated: Agosto 10, 2022 3:23pm

“La vida me pasó en segundos por delante. Creo que volví a nacer”, afirmó la joven cubana Lorien Rodríguez Sánchez, miembro de un equipo de la Cruz Roja, tras sobrevivir al incendio de grandes proporciones que azota desde el viernes 5 de agosto la Base de Supertanqueros de la provincia de Matanzas, en el occidente de Cuba. 

“Estoy viva por dos personas que cayeron encima de mí. Vi la ola de vapor que se aproximaba y comencé a correr, perdí los zapatos y seguí corriendo”, declaró Rodríguez Sánchez en una entrevista con el periódico estatal Girón.

El incendio, provocado según la versión oficial por el impacto de un rayo en uno de los tanques de almacenar combustible en la zona industrial de Matanzas, aún no ha sido extinguido en su totalidad. 

La estudiante de cuarto año de Medicina se incorporó a las fuerzas de Rescate y Salvamento para asistir a los lesionados. “De pronto escucho la voz de nuestra jefa de equipo que dice: ¡Corran!, y tomé una camilla y comencé a correr. Corrí con desesperación. Veía como la ola de vapor me alcanzaba, sentía el fuerte calor lastimando mi piel. Volví a caer al suelo y dos personas se abalanzaron sobre mí, protegiéndome de la onda expansiva. Gracias a ellos estoy contando esta historia”, dijo la joven.

Lorien explicó que “en ese instante entré en pánico y apenas podía mover los brazos por el dolor fuerte que sentía. Una pipa pasó por mi lado y corrí fuerte y por esas cosas que a veces no tienen explicación alcancé el vehículo por la puerta del chofer y no sé cómo, pero accedí al interior de la cabina pasando sobre él”.

Según el testimonio de la joven socorrista, comenzaron a rescatar a las personas que estaban en la carretera y al llegar al hospital ella misma se aplicó los primeros auxilios en las quemaduras de primer grado que tiene en sus brazos. Afortunadamente, todo su equipo de la Cruz Roja sobrevivió a la fuerte explosión y el domingo en la mañana pudo regresar a atender a los heridos.

La estudiante asegura que permanecerá cerca del lugar del siniestro hasta que acabe, para asistir a quien lo necesite.

Según el Ministerio de Salud Pública del régimen cubano, 125 personas fueron heridas en el incendio, de las cuales 19 continúan hospitalizadas.

Susely Morfa, presidenta del Consejo de Defensa Provincial y primera secretaria del Partido Comunista en Matanzas, declaró en el programa televisivo Mesa Redonda, este lunes, que son 14 los desaparecidos a causa del siniestro, pero sin identificarlos tras la confirmación de una muerte, y añadir que “dos personas [inicialmente consideradas desaparecidas] aparecieron en hospitales”.

Desde que comenzó el incendio, el pasado viernes 5 de agosto, el régimen de La Habana no ha publicado los nombres de las personas desaparecidas, sus edades, ni si son bomberos de experiencia o jóvenes reclutas. Además, se ha confirmado la muerte de Juan Carlos Santana Garrido, efectivo del Cuerpo de Bomberos de Cienfuegos, de 60 años de edad.