Pasar al contenido principal

Inmigración

Embarcación con casi 300 haitianos rumbo a EEUU recala en provincia cubana

Una embarcación precaria con 292 migrantes haitianos a bordo que iban rumbo a Estados Unidos, recaló a pocas millas de Cayo Paredón, en la provincia cubana de Ciego de Ávila

Los haitianos fueron internados en las instalaciones de la antigua escuela Ceballos 8 en Ciego de Ávila
Los haitianos fueron internados en las instalaciones de la antigua escuela Ceballos 8 en Ciego de Ávila | Collage con imágenes de Invasor

Febrero 10, 2022 10:39pm

Updated: Febrero 10, 2022 10:39pm

Una embarcación precaria con 292 migrantes de Haití a bordo que iban rumbo a los Estados Unidos, recaló el martes a pocas millas de Cayo Paredón, en la provincia cubana de Ciego de Ávila, informó este jueves la prensa oficialista local.

“Durante cinco días estuvieron en el agua y aún sin creerse náufragos debieron haber navegado unas 400 millas, hasta terminar recalando en costas avileñas, necesitados de agua y comida”, reportó la periodista Katia Siberia, del periódico estatal Invasor.

Los haitianos fueron internados en la madrugada del 9 de febrero en las instalaciones de la antigua escuela Ceballos 8, que hasta hace poco cumplió funciones de centro de aislamiento por la COVID-19.

En octubre pasado un grupo de 50 haitianos también terminó en las costas avileñas y, tras recibir atenciones de la Cruz Roja local, fueron deportados hacia su país. Algunos, como Peterson Lyam, se volvieron a echar al mar buscando sin éxito llegar a costas de la Florida, en EEUU.

El migrante dijo al periódico local que “Haití está malo” y que “el mar también está malo” para escapar de allí. Peterson Lyam afirma que se quedaría hasta en Cuba, porque en su país “es muy triste todo”.

“El servicio de Restablecimiento de Contacto entre Familiar (RCF) de la Cruz Roja es una de las primeras asistencias que brindamos”, dijo la socorrista Ileana Fuentes. Permiten a los migrantes establecer comunicación con los suyos durante dos minutos.

Según Ania Rosa Francisco Malde, vicegobernadora de Ciego de Ávila, les ofrecen a los haitianos, hasta que sean repatriados, “desayuno, almuerzo, comida y meriendas. Tienen aseo, sábanas, toallas, agua, servicios médicos y se coordinan otras acciones para garantizar el bienestar”.

Entre 2001 y 2021, solo en la oriental provincia cubana de Guantánamo, han recalado 76 embarcaciones con más de 4 000 haitianos, dijo Roel Estévez Matos, administrador del campamento de refugiados de ese territorio, en declaraciones al diario Granma. De julio a diciembre ocurren las mayores oleadas.

Hasta octubre del año pasado, se reportaron desembarcos de 433 migrantes haitianos a los municipios guantanameros de Baracoa y Maisí, como parte de su camino rumbo a Estados Unidos o Bahamas a través del peligroso Paso de los Vientos.

Más de 180 migrantes de la nación vecina recalaron el 26 de septiembre de 2021 en el municipio esmeralda (Camagüey), como consecuencia de desperfectos técnicos.

El régimen de Cuba repatrió en un solo día (sábado 9 de octubre de 2021) a 421 haitianos en seis vuelos y un barco. La mitad de los migrantes deportados eran mujeres y niños, informó la Unicef.

El 80% de los niños tenían menos de cinco años y varios de ellos estaban en estado de desnutrición o presentaban enfermedades crónicas, confirmó Bruno Maes, representante de Unicef en Haití, a través de su cuenta de Twitter.