Pasar al contenido principal

Narcotráfico

Petro enviará una delegación a Cuba para definir el reinicio de los diálogos con el ELN

Para Gustavo Petro es fundamental que las conversaciones se celebren en La Habana por la seguridad de la delegación del ELN.

Ejercito de Liberación Nacional (ELN)
Ejercito de Liberación Nacional (ELN) | Brasil de Fato

Agosto 1, 2022 5:55pm

Updated: Agosto 1, 2022 5:55pm

Delegados del gobierno del presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, viajarán la próxima semana a Cuba para acelerar la reanudación de los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN), informaron este lunes medios locales.

Funcionarios colombianos, encabezados por el canciller designado, Álvaro Leyva, y representantes de las Naciones Unidas se reunirán con el régimen cubano tras la investidura de Petro para reactivar el proceso de paz que fue suspendido en el 2019 por el gobierno del mandatario Iván Duque. 

Petro busca dialogar con los grupos armados al margen de la ley y señaló que es fundamental que los diálogos se realicen en La Habana por la seguridad de la delegación del ELN, según informó Noticias Caracol.  Este domingo, el presidente electo pidió acelerar las negociaciones.

El presidente electo se reunió la semana pasada con el embajador cubano, Javier Caamaño, y aseguró que hablaron sobre "la reanudación del protocolo suspendido" para continuar "los diálogos con el ELN" en la isla.

Las negociaciones con la guerrilla comenzaron durante el gobierno de Juan Manuel Santos (2010-2018)y se suspendieron durante el periodo de Iván Duque (2018-2022), tras un ataque a la Escuela de Cadetes de la Policía General Santander realizado por el grupo armado. 

Duque exigió la liberación de todos los rehenes retenidos y la renuncia a todos los delitos relacionados con el narcotráfico, la minería ilegal, los atentados a la infraestructura eléctrica y petrolera, entre otros, para reactivar las conversaciones.

Cuba no ha sido el único país que ha mostrado interés en ayudar en las negociaciones de paz que llevará a cabo el próximo gobierno. Noruega, por ejemplo, mantiene su invitación a desempeñar ese papel y hasta el presidente de Chile, Gabriel Boric, confirmó a Francia Márquez que están dispuestos a recibirlos.