Pasar al contenido principal

Tecnología

VIDEO: China clona con éxito el primer lobo ártico del mundo

El acto “histórico” podría dar esperanza a las especies en peligro de extinción que luchan por sobrevivir

Lobo ártico
Lobo ártico | Foto referencial

Septiembre 27, 2022 2:52pm

Updated: Septiembre 27, 2022 2:52pm

Una empresa china de biotecnología clonó con éxito por primera vez a un lobo salvaje del Ártico, creando una esperanza para las especies en peligro de extinción.

Sinogene Biotechnology, con sede en Beijing, dio a conocer el lunes pasado el clon de loba ártica llamada Maya, nacida el 10 de junio.

Maya, que se encuentra en buen estado de salud, se creó utilizando ADN tomado de una muestra de piel de un lobo ártico que vive en Harbin Polarland, un parque de diversiones que alberga osos polares.

El material genético se insertó en el óvulo desnucleado de una perra que estaba “en celo”. Posteriormente, se eligió una Beagle como madre sustituta para gestar el embrión en su matriz hasta su nacimiento.

Sinogene puso en marcha su proyecto de clonación de lobos árticos en el 2020, en colaboración con el parque temático, informó la empresa en un comunicado publicado en la plataforma Weibo, similar a Facebook.

"Tras dos años de esfuerzos minuciosos, el lobo ártico fue clonado con éxito. Es el primer caso de este tipo en el mundo", afirmó Mi Jidong, director general de la empresa, en la conferencia de prensa.

La compañía espera que nazca pronto un segundo lobo ártico clonado luego de crear 85 embriones de este tipo.  

"La tecnología de clonación proporciona un buen punto de entrada para la protección de los animales silvestres en peligro de extinción, lo que es una gran contribución a la protección de la biodiversidad", explicó He Zhenming, director del Instituto de Recursos de Animales de Laboratorio del Instituto Nacional de Control de Alimentos y Medicamentos de China, en la publicación de Weibo.

El proceso que se usó para clonar a Maya se conoce como “células somáticas”. Es el mismo método que se usó por primera vez en la Oveja Dolly en 1996 y que, desde entonces, se ha utilizado en varias especies de mamíferos, incluidos un gato, un ciervo, un perro, un caballo, una mula, un buey, un conejo y una rata.

En el caso de Maya, un científico dijo al Global Times, que aún es necesario estudiar más sobre si el proceso de clonación puede causar riesgos potenciales para la salud.