Pasar al contenido principal

Política

Taiwán lanza cazas para impedir que bombarderos chinos invadan su espacio aéreo

La Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación envió 29 aviones militares a la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Taiwán

Taiwan Military Air force drill, Chiayi - 05 Jan 2022
Simulacro de la fuerza aérea militar de Taiwán | RITCHIE B TONGO/EPA-EFE/Shutterstock

Junio 23, 2022 3:15pm

Updated: Junio 23, 2022 4:49pm

La Fuerza Aérea de Taiwán -conocida formalmente como Fuerza Aérea de la República de China- envió esta semana aviones militares para rechazar 29 aeronaves chinas, incluidos bombarderos que cruzaron su Zona de Identificación de Defensa Aérea (ADIZ).

La ADIZ es una zona informal de protección del espacio aéreo oceánico en aguas internacionales. Aunque a menudo no es ilegal que las potencias extranjeras vuelen dentro de la ADIZ de otro país, se desaconseja debido a que puede plantear problemas de seguridad nacional.

En la incursión de esta semana participaron bombarderos de la Fuerza Aérea del Ejército Popular de Liberación que cruzaron el espacio aéreo de Taiwán desde el sur de la isla, bordeando el país a lo largo del Océano Pacífico y cerca de las islas Pratas, las cuales son controladas por Taiwán.

Los bombarderos, que al parecer iban acompañados de un avión de guerra electrónica y de recopilación de información, también volaron en una zona llamada Canal Bashi, la cual divide a Taiwán de Filipinas.

La violación del espacio aéreo no es nada nuevo, ya que la República Popular ha enviado anteriormente aviones a la zona de identificación de defensa aérea y al espacio aéreo del país, al tiempo que ha enviado buques de guerra en sus aguas, en medio del actual debate sobre la independencia taiwanesa.

China ha afirmado que Taiwán forma parte de su territorio y, en su última incursión en la isla, voló con seis bombarderos H-6 y 17 cazas en el espacio aéreo de la isla, según el Ministerio de Defensa de Taiwán.

La incursión de esta semana fue la más importante desde que China envió 30 aviones a la ADIZ taiwanesa el 30 de mayo. La incursión más relevante de este año se produjo el 23 de enero, cuando China envió 39 aviones al espacio aéreo taiwanés, lo que suscitó la preocupación mundial por una posible invasión.

Algunos de los aviones chinos volaron hacia el este, hacia las islas Pratas. Entonces, Taiwán respondió enviando aviones de combate para rechazar a los aviones enemigos y también tuvo sus sistemas de misiles en alerta.

El ministro de Asuntos Exteriores de Taiwán, Joseph Wu, consideró que las incursiones de China son "más graves que nunca. Pero no hay manera de que #Taiwán ceda y entregue su soberanía y democracia al agresor. No hay posibilidad", añadió en un mensaje publicado vía Twitter.

Según varios informes, la fuerza aérea de China cuenta con 3.370 aviones y más de 400.000 elementos, mientras que la de Taiwán tiene 600 aviones y 35.000 miembros.

La República Popular ha justificado las invasiones del espacio aéreo bajo el argumento de que se trata de simulacros de las fuerzas aéreas.

Taiwán ha rebatido esta afirmación y ha calificado la actividad militar como una "zona gris", aunque también ha sugerido que las incursiones tienen la intención de provocar una respuesta del ejército de Taiwán.

Hasta la fecha, no se han producido confrontaciones entre aviones o buques chinos o taiwaneses, aunque este año han muerto dos pilotos militares taiwaneses y se han perdido tres aviones durante ejercicios de entrenamiento en medio de la intensificación de las tensiones.

El 31 de mayo, Taiwán informó de la muerte de un piloto que cayó en un AT-3. El 11 de enero, otro piloto se estrelló en un F-16 y en marzo un piloto sobrevivió al accidente de un Mirage 2000 tras eyectarse de su avión. Al menos cuatro aviones taiwaneses han desaparecido o se han perdido en acción, según el Wall Street Journal.

"La Fuerza Aérea de Taiwán ha sufrido una serie de incidentes durante los dos últimos años, varios de ellos mortales. Dos pilotos de cazas F-5E murieron durante una misión de entrenamiento en marzo. Un oficial militar taiwanés de alto rango, Shen Yi-ming, se encontraba entre los ocho miembros del personal que murieron en un accidente de helicóptero en enero de 2020. Al menos otros cuatro pilotos han muerto o desaparecido en otros incidentes recientes", agregó el Journal.