Pasar al contenido principal

Tecnología

Restos de nave espacial china caerán sin control sobre la Tierra

El cohete tiene un peso estimado de más de 22,5 toneladas y es aproximadamente del tamaño de un edificio de 10 pisos

Restos de nave espacial china caerán sobre la Tierra
Esta es la cuarta vez en los últimos dos años que un cohete Larga Marcha-5B chino cae en algún punto del planeta | EFE / Archivo

Noviembre 3, 2022 5:43pm

Updated: Noviembre 3, 2022 5:43pm

Los restos de una nave espacial de origen chino reingresarán a la atmósfera terrestre este viernes y caerán de manera descontrolada sobre la Tierra, según expertos aeroespaciales del Centro de Estudios de Residuos Orbitales y de Reentrada (CORDS, por sus siglas en inglés).

La semana pasada, astrónomos de China completaron una misión que envió al espacio su tercer y último módulo de laboratorio hacia la estación Tiangong, el cual fue transportado con la ayuda de un cohete Larga Marcha-5B.

El cohete tiene un peso estimado de más de 22,5 toneladas y es aproximadamente del tamaño de un edificio de 10 pisos, señaló Aerospace Corporation.

"La incertidumbre sobre el lugar en el que acabarán cayendo los grandes escombros supone un nivel de riesgo para la seguridad humana y daños materiales muy superiores a los umbrales comúnmente aceptados", advirtió el CORDS, citado por Deutsche Welle.

Debido a su gran dimensión, los restos del cohete realizarán un reingreso descontrolado a la Tierra, por lo que se desconoce dónde caerán los escombros.

Factores como "la forma incontrolada de descenso del núcleo del cohete y su tamaño, que es demasiado grande para quemarse por completo en la atmósfera terrestre, presentan colectivamente riesgos lo suficientemente altos como para requerir una preparación preventiva adicional en todo el mundo", agregó el CORDS.

Esta es la cuarta vez en los últimos dos años que un cohete Larga Marcha-5B chino, construido con diferentes objetos y fragmentos metálicos pesados, cae en algún punto del planeta.

El gigante asiático asevera que los reingresos descontrolados de objetos a la atmósfera terrestre son una práctica recurrente y que no generan grandes daños.

En julio, expertos y agencias de seguridad pronosticaron el reingreso de un gran cohete chino a la Tierra. Los desechos espaciales eran parte de un propulsor masivo de 23 toneladas métricas perteneciente al cohete Gran Marcha 5B, que viaja sin control a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora.

Asimismo, en 2020, una tubería perteneciente a un cohete chino cayó en una aldea de Costa de Marfil, donde dañó algunos edificios, aunque no hubo pérdidas humanas, reportó BBC Mundo.