Pasar al contenido principal

Tecnología

Cohete chino de 25 toneladas se estrella desde el espacio en el océano Índico

Por el momento no está claro si algún trozo de la etapa del cohete Long March 5, de 25 toneladas, impactó en zonas pobladas

Cohete chino sin control podría caer este sábado
Cohete chino sin control podría caer este sábado | Twitter

Julio 30, 2022 4:36pm

Updated: Agosto 1, 2022 12:32pm

Un gran trozo de basura espacial procedente de un cohete chino Long March 5B se ha estrellado contra la Tierra en el océano Índico.

Se esperaba que los restos cayeran este sábado en una zona poblada de México en la península de Baja California, cerca de Cabo San Lucas, según el Servicio de Seguimiento y Vigilancia por Satélite (SST) de la Unión Europea, pero volvieron a entrar en la atmósfera terrestre sobre el Océano Índico esta tarde (30 de julio), poniendo fin a su breve pero controvertida estancia orbital, informó Space Magazine. 

Los restos espaciales que han caído forman parte de un enorme propulsor de 23 toneladas métricas perteneciente al cohete Gran Marcha 5B, que viajaba sin control a una velocidad de 28.000 kilómetros por hora.

El mando estadounidense confirmó que el Larga Marcha 5B (CZ-5B) de la República Popular China reentró sobre el Océano Índico aproximadamente a las 10:45 horas MDT del 30 de julio.

El cohete chino, que partió el pasado 24 de julio de la isla de Hainan y debía transportar el módulo de cabina del laboratorio Wentian a la incompleta estación espacial china Tiangong, estuvo dando vueltas a la Tierra en un descenso incontrolado, lo que plantea dudas sobre los protocolos espaciales, según la empresa sin ánimo de lucro Aerospace Corporation

"Hay varias normas internacionales con recomendaciones sobre cómo estimar y mitigar el riesgo de los objetos que regresan del espacio", dijo Robin Dickey, analista de política espacial de Aerospace. 

Tras la reentrada de otro Long March 5B en mayo de 2021, el administrador de la NASA, Bill Nelson, dijo:

"Las naciones que realizan actividades espaciales deben minimizar los riesgos para las personas y los bienes en la Tierra de los reingresos de objetos espaciales y maximizar la transparencia con respecto a esas operaciones... está claro que China no está cumpliendo con las normas responsables con respecto a sus desechos espaciales".

El Ministerio de Asuntos Exteriores chino aseguró anteriormente que la probabilidad de que el Long March 5B causara daños tras su caída a la Tierra era "extremadamente baja" y advirtió que "en su etapa final, el cohete vuelve a entrar en la atmósfera y allí, la mayoría de sus componentes serán destruidos".

En mayo de 2021, otro cohete Long March 5B suscitó la preocupación del servicio de vigilancia mundial, pero acabó desintegrándose casi por completo y los restos cayeron en el océano Índico sin causar ningún daño, según la revista Space Magazine.

Según Dickey, no hay una respuesta establecida o requerida a las reentradas incontroladas de grandes cuerpos de cohetes, "pero si la etapa del cohete impacta en una zona poblada y daña a las personas o a la propiedad, el Estado lanzador -en este caso, China- tiene [una] responsabilidad absoluta de pagar los daños", añadió, citando el Convenio de Responsabilidad de 1972.