Pasar al contenido principal

Deportes

Niña prodigio de 13 años se roba titulares en Mundial de Natación que domina EE. UU.

Estados Unidos suma 10 medallas de oro, con la gran actuación de Katie Ledecky, pero todas las miradas están puestas en la surcoreana Sua Moon. Es la competidora más joven del Mundial de Budapest y está haciendo historia

Natacion
La jovencita ha dado la sorpresa del Mundial | Twitter: @fina1908

Junio 22, 2022 3:57pm

Updated: Junio 22, 2022 3:58pm

El húngaro Kristof Milak hizo vibrar el martes a sus compatriotas al romper su propio récord mundial en los 200 metros estilo mariposa en el Campeonato Mundial de Natación de Budapest, en el que los estadounidenses atraparon otras tres medallas de oro. La reina de las piscinas Katie Ledecky agigantó su leyenda al conquistar su decimoséptima medalla de oro en una cita universal, la segunda en el presente Mundial de Budapest, tras imponerse en la final de los 1500 metros estilo libre. Pero la historia del día fue escrita por la nadadora surcoreana de 13 años Sua Moon.

La niña es la más joven del Mundial y se ha metido en las semifinales de los 200 metros estilo pecho tras conseguir un crono espectacular en la última piscina y rebasó a varias rivales para terminar con tiempo de 2:27.91 y pasar de ronda. Fue la gran sorpresa del certamen, con un físico de niña y un rostro angelical Sua Moon se metió entre las 16 mejores nadadoras del mundo.

Su ficha oficial del campeonato aparece en blanco como nadadora profesional. Sin embargo, para ella está siendo una de las mejores experiencias de su corta vida deportiva. Colgarse una medalla no está en los planes, sobre todo por la cantidad de rivales de primer nivel que encontrará en el camino a la final como las estadounidenses Lilly King, plata olímpica, Kate Douglas y la británica Molly Renshaw, pero sólo lo que ya ha conseguido Moon se ha convertido en una de las historias de este campeonato.

El Mundial de Budapest estaba necesitado de una historia positiva en la natación femenina, debido a la gran polémica que ha suscitado el veto a las nadadoras transgénero con el cambio de normativa de la FINA en la previa de este torneo y que ha afectado a la mediática nadadora trans estadounidense Lia Thomas, que se ha quedado fuera de la competición.