Pasar al contenido principal

Política

Líder de protestas indígenas en Ecuador podría ser juzgado por paralizar servicios públicos

Leonidas Iza sostuvo que no fue arrestado en flagrancia como afirmó la policía y denunció haber sido víctima de una "emboscada"

Leonidas Iza
Leonidas Iza | Cortesía Twitter

Julio 4, 2022 10:59pm

Updated: Julio 4, 2022 11:21pm

Leonidas Iza, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE), fue procesado penalmente este lunes 4 de julio por la supuesta paralización de un servicio público durante las manifestaciones en Ecuador, que duraron 18 días.

Iza, principal promotor de las protestas, fue acusado de paralizar los servicios públicos como autor mediato (con control del acto) al instigar supuestamente el bloqueo de carreteras, proceso que inició tras su detención el 14 de junio.

El líder indígena fue arrestado un día después del inicio de las protestas en las que murieron seis personas y unas 500 más resultaron heridas entre manifestantes y fuerzas policiales.

"Jamás leyeron mis derechos en el momento de la detención. Me secuestraron en la provincia de Cotopaxi y, supuestamente, me leyeron mis derechos en la provincia de Pichincha, luego de horas. Por lo tanto todo ese proceso está viciado para justificar una mentira, una acción ilegal como una verdad", explicó Iza.

Las autoridades han asegurado que cumplieron los procedimientos para la detención y presentaron un video en el que se aprecia al director de Investigaciones de la Policía y comandante del Distrito Metropolitano de Quito, Alain Luna, cuando lee los derechos a Iza, quien un día después de su detención salió en libertad condicional con cargos.

Unos 2.000 nativos se reunieron en los alrededores del juzgado, según la Seguridad Ciudadana del municipio local, para expresar pacíficamente su apoyo al dirigente de la Conaie.

Carlos Poveda, abogado de Iza, dijo a la prensa que, una vez instalada la audiencia, la defensa impugnó la competencia de la jueza Paola Bedón porque fue ella quien conoció el caso tras la detención.

Bedón ordenó el 15 de junio la liberación inmediata del líder indígena a cambio de medidas sustitutivas como la presentación periódica ante las autoridades y la prohibición de salir del país.

Tanto el Gobierno como los indígenas aseguran que en las protestas hubo infiltrados con acciones que tensaron más la situación, como la quema de unidades policiales, el ataques a convoyes que llevaban combustible o que abrían el camino para abastecimiento de alimentos, reportó Efe.

Los militares calificaron de "acto terrorista" al ataque a un convoy militar en el que murió un soldado.

Según Iza, en la manifestaciones detectaron cuatro eventos que involucraron a "policías infiltrados", que fueron entregados a las autoridades: "Había infiltrados desde el mismo Gobierno para hacer creer a la ciudadanía que el vandalismo venía desde los manifestantes", dijo.

El líder indígena anotó que también "habían otros grupos políticos, otros grupos organizativos que estaban actuando", pero subrayó que esos grupos "jamás tomaron la dirección de la movilización" de los indígenas.